La Habana derrotó en diez entradas a Pinar del Río

Con solo una carrera de diferencia (8-7), los habaneros conquistaron el pase a la semifinal de los play off en el occidente del país Villa Clara y Las Tunas se enfrentan hoy por el pase a la semifinal

Autor:

Juventud Rebelde

Ernesto Molinet impulsó a La Habana hasta la semifinal. Foto: Alex Castro

En un juego de infarto, de esos en que nadie se resiste a comerse las uñas, La Habana derrotó anoche en diez entradas a Pinar del Río, ocho carreras por siete, y será el retador del campeón Industriales en la semifinal occidental del béisbol cubano.

Fue una merecida victoria para un conjunto que supo barrer todos los obstáculos y se burló de los pronósticos, cual niño travieso ante el regaño de su padre. Este lunes, por ejemplo, los vaqueros soportaron la presión de jugar en patio ajeno y se quitaron de encima además al mismísimo Pedro Luis Lazo, a quien le marcaron dos en el inning de apertura y luego lo expulsaron del box ruidosamente en el segundo capítulo con otro paquete de cinco anotaciones.

El gigante de Vueltabajo, afectado quizá por el excesivo descanso de seis días (la nueva regulación del pitcheo perjudica a lanzadores como él, acostumbrados a trabajar más), tuvo una noche aciaga, como aquella del Preolímpico frente a Estados Unidos. Estaba duro, sí, durísimo, pero demasiado alto, y fue bateado con facilidad. Además, sus compañeros le jugaron mal a la defensa, pues los errores de Olivera y Raidel resultaron lapidarios.

Por ello, Vladimir Baños vino en su rescate y lo hizo bien casi todo el tiempo, pero tuvo un verdugo en Ernesto Molinet, quien le pegó par de dobletes a la hora buena, con los cuales impulsó las tres carreras que definieron el partido.

MÁS ALLÁ DEL ALMA EN EL TERRENO

Aunque no puede estar contenta una afición que ya lleva diez años esperando por otro título de su equipo, al menos sí debe reconocer que los pinareños entregaron el alma en el terreno.

Anoche mismo salieron debajo frente a Jonder Martínez y enseguida Alexei Ramírez se encargó de borrar la diferencia con su tercer bambinazo del play off, el cual encontró a Jorge Padrón en circulación.

Luego, cuando los habaneros se fueron delante 7-2 y ya parecían los dueños del encuentro, supieron levantarse y reducir la desventaja a la mínima expresión cuando el propio Padrón disparó el segundo de sus tres dobletes, con las bases llenas, en el cuarto episodio.

Así, llegaron a estar a dos outs de caer en el noveno y lograron empatar por hit de Donal Duarte que remolcó a David Castillo desde segunda base. Por cierto, Castillo había entrado a correr por Padrón, una de las poquísimas veces en que hemos visto a un primer bate ser remplazado por otro más veloz.

El juego parecía teñirse de verde a esas alturas, pero los vueltabajeros no supieron rematar a un adversario herido. De nuevo Peraza y Norlys fueron incapaces de impulsar en el momento cumbre, y sobre todo el primero sigue teniendo como asignatura pendiente batear con soltura en una postemporada.

Y aunque Jorge Fuentes tiene el mérito inapelable de llevar al equipo otra vez a los vaivenes de los play off, debo confesarles que en este final me dejó insatisfecho. Sobre todo, porque a diferencia de los demás mentores en esta fase, mantuvo invariable una alineación que hacía tiempo no funcionaba. Peraza y Norlys, por solo citar dos casos, son bateadores de características similares que en mi opinión no deben estar colocados uno detrás de otro, sobre todo cuando andan mal con el madero.

¿No había sustitutos en el banco para hombres como Raidel Hernández, de muy pobre rendimiento ofensivo durante casi toda la campaña? Creo que sí, y Luis Giraldo González lo demostró dando hit en el décimo capítulo, cuando fue «enfriado» en la goma el corredor Mijail Rivera, quien se lanzó suicidamente a buscar el empate y dejó al público con los gritos de euforia congelados en la garganta.

Pero no hagamos leña del árbol caído y demos crédito a los vencedores, quienes más de una vez se quitaron la guadaña del cuello y se aferraron a la vida. De modo que el viernes, en el Latinoamericano, ellos saldrán con la frente en alto en busca de otra hazaña.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.