Fueron derrotados cinco campeones nacionales

La situación debe ser motivo de atención de nuestros estrategas, de cara al próximo Mundial y a los siguientes torneos preolímpicos

Autor:

Raiko Martín

Luis Enrique García (izquierda) dio una gran demostración frente a Emilio Correa en los 75 kilogramos. Foto: Franklin Reyes Difícil me ha resultado titular, y por tanto, seleccionar lo más sobresaliente de cuanto ocurrió este martes en la capitalina sala Kid Chocolate, escenario del Match de Retadores del boxeo cubano. Pudiera haberme inclinado por el primer triunfo del semicompleto Yunier Dorticós en sus seis enfrentamientos con el establecido Yusiel Nápoles, o por la soberbia demostración del jovencito Luis Enrique García frente al más experimentado Emilio Correa en los 75 kilogramos.

Tal vez lo merecía el trepidante pleito de los pesos pluma Idel Torriente e Iván Oñate, el desquite del olímpico Yudel Jonhson en los ligero welter, o el exitoso regreso de Andry Laffita a la división minimosca. Mas, preferí ilustrar que, como quedó demostrado sobre el cuadrilátero, en el boxeo cubano de hoy abundan las divisiones donde hay mucho por decidir.

Cinco hombres que hace poco se ciñeron las fajas nacionales encajaron ahora claros reveses, y de ello deben tomar nota nuestros estrategas de cara al próximo Mundial y los siguientes torneos preolímpicos, pues la nómina a los venideros Juegos Panamericanos está completamente definida.

El primer monarca en caer fue el agramontino Nápoles, quien estuvo los cuatro asaltos fuera de distancia frente al habanero Dorticós. Luego vino la demostración de Luis Enrique, titular mundial juvenil, con una táctica indescifrable para Correa, cuyo fracaso abre una gigantesca incógnita en la división mediana que anda «huérfana» de buenos resultados internacionales.

Sin dudas, lo mejor de la velada resultó la emocionante batalla en la división pluma, una copia de la última final nacional, con la diferencia de que esta vez el guantanamero Oñate aguantó el impetuoso cierre del titular Torriente.

Otro rey sin fortuna fue el espirituano Richard Poll, aunque cedió por la mínima ante un Jonhson necesitado de recobrar la confianza de los técnicos, y el resto transcurrió por cauces esperados, pues pocos dudaban de la superioridad del pinareño Laffita sobre el campeón de casa Yampier Hernández.

Resultados: 48 kg: Andry Laffita (PRI) venció a Yampier Hernández (CHA) 11-5; 51 kg: Yoandri Salinas (CAV) a Alexei Collado (CHA) 26-7; 57 kg: Iván Oñate (GTM) a Idel Torriente (CHA) 22-19; 60 kg: Yordenis Ugás (SCU) a Rosniel Iglesias (PRI) 9-4; 64 kg: Yudel Jonhson (SSP) a Richard Poll (SSP) 7-6; 69 kg: Erislandy Lara (GTM) a Noelvis Veitía (VCL) 16-2; 75 kg: Luis Enrique García (LHA) a Emilio Correa (CHA) 13-3; 81 kg: Yunier Dorticós (LHA) a Yusiel Nápoles (CMG) 10-7; 91 kg: Osmay Acosta (CHA) a Ismaikel Pérez (SSP) 9-5; +91 kg: Robert Alfonso (CHA) a José Miguel López (PRI) 18-1.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.