Incluyen al cubano Filiberto Azcuy en el Salón de la Fama de la lucha - Deporte

Incluyen al cubano Filiberto Azcuy en el Salón de la Fama de la lucha

El destacado gladiador recibió una placa que lo acredita como miembro del Salón de la Fama de la Federación Internacional de Luchas Asociadas (FILA)

Autor:

José Luis López

Filiberto Azcuy muestra la placa que lo acredita como miembro del Salón de la Fama de la Federación Internacional de Luchas Asociadas(FILA). Foto: Ismael Francisco, PL

Sin lugar a dudas, la lucha devino deporte de excelencias para Cuba en los recién finalizados XV Juegos Panamericanos Río de Janeiro 2007, con una fructífera cosecha de nueve títulos de los 14 disputados entre los estilos grecorromano y libre.

Ciertamente, los gladiadores de la Mayor de las Antillas marcaron pautas con sus veleidosos suplés, desbalances y velocidad sobre el colchón. Y cuando aún se escuchan los ecos de tal rúbrica, hoy JR conversa con el bicampeón olímpico de lucha greco, Filiberto Azcuy, a quien en pleno cartel competitivo se le entregó una placa que lo acredita como miembro del Salón de la Fama de la Federación Internacional de Luchas Asociadas (FILA).

Azcuy es el primer luchador latinoamericano que recibe tal honor. «Pienso que es un merecido reconocimiento a tantos años de esfuerzo y duro entrenamiento, en los cuales di lo mejor de mi no solo en los colchones nacionales, sino también en eventos internacionales», aseveró Azcuy.

El destacado gladiador camagüeyano exhibe una rica hoja de servicios, en la cual se incluyen dos títulos olímpicos (Atlanta-1996 y Sydney-2000), cuatro medallas en campeonatos del orbe, títulos en diversas Copas del Mundo, así como cetros centro y panamericanos.

«Este reconocimiento se me hizo oficialmente el año pasado, en una ceremonia realizada en el Centro Deportivo Tianhe, de la ciudad de Guangzhou, sede del Campeonato Mundial del deporte. Y yo me preguntaba a cada rato: ¿cuándo me entregarán la placa?, hasta que al fin la recibí en los Juegos Panamericanos, donde los luchadores cubanos impusieron su arsenal técnico y mejor preparación física», nos comentó el multicampeón agramontino.

Este Salón de la Fama, inaugurado en 1912 y con sede actual en la ciudad norteamericana de Stillwater, es el más alto galardón que otorga la FILA.

Según fuentes de la FILA, el excepcional atleta mereció el premio por su brillante trayectoria, ejemplar comportamiento y caballerosidad, tanto dentro como fuera del colchón.

«Me siento muy contento. Esta distinción también es para toda la lucha cubana y para todos los entrenadores y personas que de una manera u otra me adiestraron desde niño», sentenció Azcuy.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.