Sancti Spíritus fue demasiado para Villa Clara

Autor:

Raúl Arce

Industriales derrotó a Las Tunas, Ciego de Ávila a Cienfuegos  y Holguín a Metropolitanos

«Me estaba quedando sin lanzadores aptos para trabajar frente a Sancti Spíritus». Eso dijo Víctor Mesa ante las cámaras de Tele Rebelde, cuestionado por la dilatada presencia en el montículo de Villa Clara del relevista Yoandry Ruiz.

El abridor naranja, Fredy Asiel Álvarez, había explotado ruidosamente, en un primer inning donde los yayaberos marcaron cinco anotaciones. La pizarra se amplió a 10-0 en el segundo acto, cuando Ruiz golpeó con sus envíos a cuatro rivales, tres de ellos en forma consecutiva.

«No sigas tirando pegado, necesito que tú «camines» este juego, que lo tenemos perdido», le dijo el director a su serpentinero sustituto. Pero la cuarta diana sobre los jugadores espirituanos derivó en la expulsión del hombre de la lomita.

Víctor, que ya vio a sus toleteros en aprietos el pasado año, no espera que Villa Clara marque mucho más de cinco carreras por jornada. «Pero si hoy gano, ya tengo esta serie a mi favor», afirmó optimista.

Para alivio de la afición capitalina, Alexei Gil tuvo otra feliz aparición como sustituto, y el jonrón del designado Serguéi Pérez le concedió el triunfo a Industriales en contra de Las Tunas.

Otro jugador enviado a las duchas, este por protestar un conteo, fue el granmense Yordanis Samón, que antes se apuntó un vuelacercas sobre un envío de los matanceros.

Por la tarde, el novato avileño Yander Guevara conquistó —a expensas de Cienfuegos— su primera victoria en Series Nacionales.

Tirador derecho, e identificado con el número 26, Yander trabajó 4,2 innings como relevista, con tres hits tolerados y una carrera limpia. Sepa usted que el muchacho contuvo a un equipo sureño que exhibe, en el corazón de su tanda ofensiva, al antesalista José Dariel Abreu, al designado Yosvany Lazo y al receptor Osvaldo Arias, todos ellos integrantes en su época de selecciones nacionales juveniles.

El otro choque bajo el sol, un triunfo de Holguín ante Metropolitanos, deparó el relevo largo del triunfador Orelvis Ávila, así como los tres ponches de su compañero Reinaldo Silva, en un capítulo de actuación.

Tres pleitos se postergaron por las lluvias que trajo Olga, una trasnochada tormenta de fin de año. Camagüey-La Habana, Santiago de Cuba-Isla de la Juventud y Guantánamo-Pinar del Río; siempre en terrenos del primer equipo mencionado, jugarán hoy dos veces, desde las cinco de la tarde.

Informe sobre drogas en EE.UU., hoy

George Mitchell, a quien las Grandes Ligas encargó una investigación sobre el consumo de sustancias prohibidas en el deporte, convocó a una rueda de prensa, para anunciar hoy los resultados a los que llegó tras 20 meses de averiguaciones, dice la agencia AP desde Nueva York.

Mitchell forma parte de la directiva del equipo de los Medias Rojas de Boston, actual monarca de las mayores, y Bud Selig, comisionado de béisbol en Estados Unidos, le asignó la investigación en marzo de 2006.

La expectativa generalizada es que su informe será crítico sobre la lentitud con la que obró el deporte al estallar el problema de los esteroides y demás sustancias para mejorar el rendimiento, en la década de los 90.

A lo que todos están atentos es a conocer cómo se repartirá la culpa entre Selig, los dueños de los equipos, los gerentes generales, demás empleados de club, el sindicato de peloteros y los propios jugadores.

La parte más sensacional sería si se divulgan nombres de jugadores que aún no han sido identificados por consumo de drogas. En años recientes, la prensa identificó a figuras de la talla de Barry Bonds, José Canseco, Juan González y Mark McGwire.

Bonds, acusado el mes pasado por perjurio y obstrucción de la justicia en torno a su testimonio en el escándalo del laboratorio BALCO, ha negado que consumiera sustancias prohibidas con conocimiento previo. El puertorriqueño González y McGwire también han rechazado las denuncias.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.