El Playa Girón logró gran éxito de público - Deporte

El Playa Girón logró gran éxito de público

 

Autor:

Raiko Martín

El torneo demostró la incuestionable jerarquía de que gozan algunos hombres en sus divisiones, pero no disipó las dudas existentes en otras categorías

Tras poco más de una semana marcada por golpes, esquivas, emociones, sorpresas y alguna que otra desilusión, el XLVII Campeonato Nacional de boxeo Playa Girón cerró sus cortinas en la capital holguinera con el mérito indiscutible de ser el más apoyado por la afición en los últimos años.

Sobre el cuadrilátero del Ateneo Fernando de Dios quedó demostrada la incuestionable jerarquía de que gozan algunos hombres en sus divisiones, pero al mismo tiempo se acrecentaron las dudas en otras categorías, cuyos favoritos no pudieron apuntalar sus aspiraciones de ocupar una plaza en el equipo que buscará los boletos olímpicos de nuestro país durante el próximo mes de marzo en Trinidad y Tobago.

De los 20 hombres «sembrados» —ningún ligero gozó de ese privilegio—, seis cayeron en el camino a la final ante oponentes que sorprendieron, o víctimas de su propia incapacidad para desbrozar el camino. Entre los que quedaron en deuda podríamos situar al avileño Yoandri Salinas, quien dejó vacante su trono en la división mosca para probar suerte entre los gallos, y terminó cediendo en la primera presentación.

En el mismo «saco» caben también el juvenil Yasniel Toledo (54 kilos), dueño de la primera corona que rodó en el certamen, así como el titular panamericano de los pesos pluma, Idel Torrientes, quien se vio en baja forma a lo largo del torneo hasta ceder su reinado a última hora con otra discreta demostración.

En el plano de las sorpresas, las palmas son para el semicompleto agramontino Julio C. La Cruz, quien con apenas 18 años no reparó en la experiencia de sus oponentes, y con mucha garra «enredó» primero al habanero Yunier Dorticós y se afincó luego en el trono superando al santiaguero Yordanis Despaigne.

Y entre las agradables noticias sobresalió la faena del jovencito pinareño Rosniel Iglesias, quien pudo ser el más técnico del torneo si el mediano Emilio Correa no hubiera arrollado en su categoría, asimilando apenas tres golpes válidos a sus cuatro rivales.

Para bien, Iglesias subió ahora hasta los 64 kilogramos y, sin las preocupaciones del peso, lució enorme frente a todos sus rivales. Así, son pocos —si existe alguno— los entendidos que no lo ven como nuestro hombre en la cita estival de Beijing.

Mientras, muy buenas calificaciones sacaron los púgiles bisoños al colgarse seis preseas de bronce, un resultado que insinúa sus reales posibilidades de triunfo en los próximos compromisos de envergadura como los Campeonatos Mundiales para juveniles y cadetes.

En resumen, esta edición del Playa Girón fue exitosa, pero más que eso, provechosa. Si notas de sobresaliente obtuvieron varios púgiles, iguales de altas son las del público, los organizadores y los directivos de la disciplina, quienes buscaron alternativas para estimular el espectáculo.

Entre estas últimas destacamos la llegada al ring de los atletas sin las cabeceras, o la ubicación de los púgiles locales en los pleitos finales de cada programa, como para que el público se quedara con ganas de volver al día siguiente.

Ahora, las miradas estarán puestas en el grupo que ancló ya en el Viejo Continente para encarar desde mañana el torneo Strandzha, en Bulgaria. Una especial atención tendrán allí Toledo, Torrientes y Dorticós, pues en casa quedaron los nuevos reyes de sus divisiones con los guantes preparados para asumir mayores responsabilidades.

De regreso se impondrá un nuevo análisis, otro llamado a filas para participar en la Copa Independencia, con sede en República Dominicana, y solo después se despejará el futuro inmediato del boxeo cubano. Y entonces habrá mucho de qué hablar.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.