Leinier Domínguez ganó el Campeonato Mundial de ajedrez relámpago

Vea las partidas de Leinier en Almaty

Autor:

Juventud Rebelde

El cubano terminó como único invicto del certamen, con ocho victorias y siete tablas ¡Lo hizo! Sin nada que perder y muy seguro de sí mismo, el Gran Maestro cubano Leinier Domínguez (2719) ganó como único invicto el Campeonato Mundial de ajedrez relámpago que concluyó este sábado en Almaty, Kazajstán.

Aunque se dice fácil, conseguirlo es toda una hazaña. Aquí se trata de partidas de cinco minutos, que no cuentan para el Elo pero exigen una concentración y agilidad tremendas. Sobre todo porque se juegan 15 rondas en dos días, frente a rivales muy poderosos.

En síntesis, nuestro muchacho consiguió ocho victorias y negoció siete tablas, para sumar 11,5 puntos de 15 posibles. Superó a la húngara Judit Polgar (2711), al azerbaijano Shakhriar Mamedyarov (2731), al ruso Alexander Morozevich (2787), al francés Vladislav Tkachev (2664), al israelí Boris Gelfand (2719), al ruso Alexander Grischuk (2719), al kazajo Murtas Kazhgaleev (2640) y al egipcio Amin Bassem (2560), por ese orden. Cinco triunfos fueron con piezas blancas y tres con negras (Tkachev, Gelfand y Bassem).

Leinier tuvo una buena arrancada, pues venció a Polgar en la primera ronda y a continuación hizo tablas con el astro ucraniano Vassily Ivanchuk (2786), quien era el campeón defensor y terminó segundo esta vez con 11 unidades. Seguramente, eso fue suficiente para calmar la ansiedad y ganar confianza.

Después vino el éxito sobre Mamedyarov y empates sucesivos ante el ruso Sergey Rublevsky (2702) y el azerbaijano Teimour Radjabov (2751). Siguieron victorias frente a Morozevich y Tkachev, tablas con el estadounidense Gata Kamsky (2729), y otra seguidilla de puntos a costa de Gelfand y Grischuk.

Más adelante, el habanero firmó la paz con el armenio Rafael Vaganian (2590), antes de superar al campeón asiático Kazhgaleev. En las tres últimas rondas, dividió la naranja con el indio Krishnan Sasikiran (2694) y con el monarca de Rusia, Peter Svidler (2727). Finalmente, con todas las miradas encima, aguantó la presión y remató su excelente faena ahogando a Bassem.

Sin dudas, se trata de un momento histórico para el ajedrez cubano, el cual nos remonta al título mundial absoluto de Capablanca en 1921. No obstante, tampoco pueden olvidarse los cetros del orbe en la categoría juvenil que consiguieron Walter Arencibia (1986) y Lázaro Bruzón (2000).

En fin, Leinier está en la cúspide de su carrera y puede regalarnos otros momentos muy gratos en la Olimpiada Mundial que comenzará el próximo miércoles en Dresde, Alemania.

Según la web oficial de evento (http://worldblitz2008.kz/), la tabla de posiciones en el mundial relámpago quedó como sigue: 1. Leinier (11,5 puntos), 2. Ivanchuk (11), 3. Svidler (10), 4. Grischuk (10), 5. Mamedyarov (9,5), 6. Radjabov (9,5), 7. Kazhgaleev (8), 8. Morozevich (7,5), 9. Kamsky (7), 10. Gelfand (7), 11. Tkachev (6,5), 12. Rublevsky (6,5), 13. Vaganian (5,5), 14. Bassem (4,5), 15. Sasikiran (3,5), 16. Polgar (2,5).

Detrás de la fachada

Antes de partir hacia Kazajstán, Leinier y sus compañeros del equipo olímpico tuvieron una preparación «concentrada» durante una semana en la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI). Solo faltó Holden Hernández, quien competía por esos días en el torneo Casino de Barcelona. En su lugar fue invitado Isán Ortiz, Maestro Internacional (MI) holguinero con dos normas de Gran Maestro (GM).

Reynaldo Vera, nuestro único medallista de oro en Olimpiadas después de Capablanca, dirigió el entrenamiento por su condición de capitán del equipo. Lo auxiliaron el Licenciado José Luis Altuna, de la Comisión Nacional, así como el GM Aryam Abreu y el MI Maikel Góngora, quienes se desempeñan como auxiliares de Leinier y Bruzón, respectivamente.

Entre las actividades desarrolladas estuvo precisamente un torneo relámpago, con el objetivo de ayudar a Leinier en su preparación para el mundial en Almaty. Allí el habanero llegó en punta a la última ronda, pero perdió con el veterano Jesús Nogueiras y fue superado en la tabla general por Aryam, según nos cuenta el estadístico Carlos Martínez Laporte.

Ya ven ustedes lo provechoso que fue el entrenamiento. Realmente es una lástima que sea por tan poco tiempo. Y lo mismo cuenta para las muchachas, quienes lo necesitan todavía más. El ajedrez precisa de más apoyo en este sentido, pues los resultados hablan por sí solos. Ojalá esta vez alguien atienda nuestro reclamo.

Tras las huellas del Che

El torneo Tras las huellas del Che, con sede en el Palacio de Computación de la capital, ha sido un éxito. Foto: Franklin Reyes Y ya se conocen los equipos clasificados para disputar los lugares del uno al seis en el torneo Tras las huellas del Che.

Por el grupo A avanzaron las representaciones del Ministerio de Salud Pública, la Industria Ligera y el Instituto Técnico Militar José Martí. En tanto, por la zona B se empinaron nuestros colegas del ICRT –ya se incorporó el popular Reinier González-, junto al Ministerio de Justicia y la Cámara de Comercio.

Mientras, en la batalla por los puestos del siete al 12 estarán el Ministerio del Interior; el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente; el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social; el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias; el Ministerio de la Informática y las Comunicaciones; y el Polo Científico.

El resto de los participantes disputará en lo adelante un torneo suizo a cinco rondas para repartirse los últimos puestos como consuelo. Ahí estará al team de nuestro diario, que casi siempre fue de solo tres tableros. Sin embargo, tuvimos a la muchacha más seguida –Dalia González- en la primera mesa.

Finalmente, en el grupo de áreas especiales, después de seis rondas van delante la FEEM, FEU II, ISLA e ISLA II. Si usted vive en la capital, todavía tiene tiempo de visitar por la tarde el Palacio de Computación y contagiarse con esa fiebre del ajedrez que cada día suma nuevos «casos». Pero le advierto: no tiene cura.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.