Implementarán cambios en el cronograma de la esgrima para el 2011

Sarkis Assadourian, observador de la Federación Internacional de este deporte, anunció en La Habana que disminuirán los torneos en el año y entre ellos debe mediar un período de dos meses

Autor:

Julieta García Ríos

En 2011 solo habrá ocho de las 14 Copas del Mundo de esgrima que tradicionalmente se realizan cada año. Así lo aseguró a Juventud Rebelde Sarkis Assadourian, observador de la Federación Internacional de este deporte, quien desde el pasado 3 de junio imparte justicia en las competencias de La Habana.

Según Assadourian, tres de esos eventos tendrán categoría de Grand Prix y solo se competirá de forma individual. En las cinco Copas restantes se concursará en solitario y por equipos.

«La reducción de los concursos no responde a cuestiones económicas. Durante el año se realizan demasiadas competencias y los atletas terminan exhaustos de tanto viajar», dijo quien ha dedicado 45 años de su vida a la esgrima.

Otro de los cambios previstos es que los eventos deberán separarse por intervalos de aproximadamente dos meses. Con la ayuda de los traductores Enelis Núñez y Frans Carlos Caballero, conocí que Sarkis Assadourian, antes de dedicarse a la espada, fue floretista y por más de 25 años integró la selección nacional de Irán.

Participó en los Juegos Olímpicos de Munich 1972 y Montreal 1976, donde se ubicó en el undécimo puesto. Dos años antes fue campeón asiático.

Assadourian elogió las cuatro Copas del Mundo celebradas por estos días en La Habana (florete en ambos sexos, espada y sable para damas). En total, compitieron 240 atletas de Europa, Asia, América y Australia en el recinto ferial de Pabexpo, al oeste de la capital cubana.

El experimentado observador reconoce la calidad de los esgrimistas cubanos, pero imagina que las limitaciones económicas les han impedido mantener el primer nivel. Asimismo, apuntó que pocas federaciones tienen la suerte de ser tan poderosas financieramente como Italia, Francia y Alemania, lo cual favorece la altísima calidad de sus atletas.

«Ellos compiten en casi todos los certámenes de esgrima que se realizan en el mundo. Así ganan experiencia y acumulan puntos para el ranking», explica.

Cuenta que la federación de esgrima en su país estuvo cerrada durante una década y no fue hasta 1988 que reinició su labor. «En la actualidad, el sable vive un buen momento, tanto en la categoría juvenil como en la de adultos», confiesa.

Sin embargo, reconoce que los japoneses, chinos y sudcoreanos tienen mayor tradición en Asia. Ellos contratan a los mejores entrenadores del mundo para preparar a sus equipos», acota.

Ali Yaghoubian, medallista de plata en los Juegos Asiáticos de 2006, es la gran esperanza de Irán para las Olimpiadas de Londres 2012. Para Assadourian, los esgrimistas iraníes y cubanos viven una situación similar.

«Viajar es tan costoso que en ocasiones nuestros atletas solo asisten a un solo certamen internacional. Por eso una derrota es tan frustrante para nosotros. En cambio, los europeos saben que pronto asistirán a otro evento. La mayoría de las competencias se celebran en Europa y los de allí pueden viajar incluso hasta en tren», concluye.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.