Regresa a la Patria «supertrío» de atletas discapacitados

En el Campeonato Mundial para ciegos, débiles visuales y limitados físico-motores, en Nueva Zelanda, Yunidis Castillo, Omara Durand y Leonardo Díaz acumularon seis metales dorados

Autor:

Abdul Nasser Thabet

El «supertrío» de atletas cubanos que participó en el Campeonato Mundial para ciegos, débiles visuales y limitados físico-motores con sede en Christchurch, Nueva Zelanda, arribó este miércoles a la Patria cargado de oro «hasta los dientes».

Yunidis Castillo, categoría T-46 (amputación de miembro superior), Omara Durand, T-13 (débil visual), y Leonardo Díaz, F54-55-56 (parapléjico), acumularon seis metales áureos.

El doble campeón olímpico de Montreal’76 en 400 y 800 metros planos, y vicepresidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), Alberto Juantorena, les dio la bienvenida asegurando que todo el pueblo de Cuba se encuentra en extremo satisfecho y feliz por la tremenda hazaña.

La actuación antillana fue perfecta. Las medallas duplicaron el total de participantes. Nunca antes una comitiva cubana había rubricado tal actuación, ya que además de que el ciento por ciento de sus participantes se alzara con la gloria mundialista, cristalizaron mejor marca del año, récord para la competición o cota universal absoluta.

En la cita de Oceanía, Yunidis, «la Bala», Castillo inauguró la bolsa antillana al congelar los relojes dispuestos para la final de los 200 metros planos con espectacular 24.86 segundos, récord para el evento. Antes había detenido el tiempo en el estadio Queen Elizabeth II al imponerse en el hectómetro con 12.20 segundos, primado para copas del mundo.

Pero, si dos preseas doradas arrancaron elogios y aplausos, ganar la tercera en la final de la vuelta al óvalo con crono de 57:67 segundos, dejó atónitos a todos en Nueva Zelanda.

«La responsable de que incursionara en los 400 metros planos fue mi entrenadora, quien todo el tiempo me alentó y confió en mis potencialidades», confesó a JR la extraclase santiaguera.

Por su parte Omara Durand llevó el primado del orbe a 24.24 segundos en los 200 metros y regaló así otro metal dorado al botín cubano. Un día después corrió la prueba más exigente de la velocidad en 54.87 segundos, rompiendo la marca para campeonatos mundiales.

«En los 200 metros estuve un poco presionada porque era mi primera carrera internacional desde septiembre del 2008 en los Juegos Paralímpicos de Beijing. En la capital China no pude alcanzar medallas por la lesión que tuve. Sin embargo me sentí muy bien durante todo el evento y nunca perdí la confianza. Ya me saqué la espina. En lo adelante voy a prepararme para buscar las medallas en Londres 2012», sentenció Durand.

Pero las alegrías no acabaron ahí. Antes del cierre de Omara tuvo su oportunidad el discóbolo Leonardo Díaz, quien en la penúltima fecha de competencias para Cuba aportó la quinta presea dorada a la Isla.

El granmense, favorito precompetencia, ganó la categoría F54-55-56 y llevó el implemento a más de dos metros de su anterior primacía. El disparo de 43.10 metros supera ampliamente el 40.87 que consiguió el 8 de septiembre del 2008 en la cita asiática.

La secuencia fue genial. Comenzó rompiendo su propia marca con 42.22 y prosiguió con disparos de susto: 39.44, 38.20, 41.42, 43.10 y 42.78.

«Yo era el último en competir y ya Yunidis Y Omara habían alcanzado sus medallas. No podía quedarme sin nada y dije que de ahí no me iba sin el oro.

«Para las los próximos Parapanamericanos de Guadalajara en este año y la olimpiada de Londres 2012 esperen algo grande de mí. Mi entrenador y yo estamos preparándonos hace algún tiempo para dar otro par de sorpresas.

«Es muy probable que tire además la bala y la jabalina, estoy entrenando fuerte para imponerme también en esas pruebas», destacó el forzudo lanzador.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.