Pinar del Río y Granma están en semifinales del béisbol cubano

Ciego de Ávila derrotó a Villa Clara 7 carreras por tres y empataron el play off. Este domingo jugarán el séptimo partido y se definirá el cuarto clasificado de la próxima fase

Autor:

Juventud Rebelde

PINAR DEL RÍO.— Con otro gran pitcheo de Yosvani Torres y jonrón decisivo de Donald Duarte, Pinar venció anoche a Sancti Spíritus, dos carreras por una, y clasificó para las semifinales del béisbol cubano. Además, Granma remató a Guantánamo en Bayamo y Ciego de Ávila empató con Villa Clara en una noche de infarto.

Quizá el estadio Capitán San Luis, repleto desde las seis de la tarde, intimidó a los espirituanos, quienes no pudieron pegarle hit a Torres hasta la sexta entrada. Mientras, Pinar abrió el marcador en el quinto capítulo, por oportuno disparo de Yosvani Peraza frente a Noelvis Hernández.

En el séptimo episodio, Duarte cazó un envío bajo y puso a volar la pelota sobre las cercas del jardín izquierdo. Era el puntillazo y todo el mundo lo sabía.

No obstante, los «gallos» se pegaron en el octavo, cuando marcaron su única carrera. Ahí un error de Osniel Madera complicó a Torres, pero el novato zurdo Julio Alfredo Martínez vino al rescate y dominó a Mendoza con dos corredores en circulación.

Luego, Sancti Spíritus guapeó en el noveno, pues Cepeda abrió con cohete al jardín central. Sin embargo, Julio Alfredo logró ponchar a Yulieski, quien estuvo fuera de sí durante todo el play off.

También falló Eriel Sánchez a la hora cero, pero después Yenier Bello pegó una línea que rebotó en el lanzador. Ahí Alfonso Urquiola hizo lo correcto: traer a Vladimir Baños y jugársela con él.

Finalmente, el derecho metió el brazo y desató la locura en el estadio. Así, Pinar llegó a una meta que nadie esperaba y Sancti Spíritus se fue otra vez por la puerta de atrás.

Otro equipo que cumplió fue Granma, capaz de remontar un play off que se le puso cuesta abajo. Este sábado, los «alazanes» le cayeron encima desde temprano al derecho Dalier Hinojosa, demasiado gastado por el alto mando guantanamero.

Con seis carreras en la primera entrada, Granma puso a los «indios» al borde del desespero. Ellos necesitaban un milagro que nunca llegó.

Los bateadores guantanameros se cansaron de dejar las bases llenas en esta serie y eso les pasó la cuenta. Pelearon hasta el final, pero nada sirve de consuelo cuando un sueño se te escapa entre las manos.

Precisamente, en ese espejo debe mirarse Villa Clara, cuya afición no entiende cómo los avileños lograron empatar el play off y forzar un séptimo juego. Anoche, los «tigres» sacaron las uñas en el tercer episodio y de un tiro marcaron cuatro carreras que sentenciaron el partido.

Otra vez Roger Machado fue temerario y le entregó la pelota al novato Yadir Rabí. Pero de nuevo el muchacho respondió y caminó hasta el quinto, cuando le dio paso a Maikel Folch.

El zurdo entró como en sus mejores tiempos y contuvo a los naranjas hasta el final. Ahora puede pasar cualquier cosa esta tarde, pero ya Ciego se sacudió los fantasmas. Al fin, ¿no?

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.