¡A Bayamo en coche!

Aplausos para un equipo granmense que ha sabido ganar los juegos buenos; y aunque tiene mucho que mejorar de cara a la semifinal, puede llegar todavía más lejos

Autor:

Juventud Rebelde

Contra todo pronóstico, Granma venció anoche a Villa Clara, cuatro carreras por dos, y se coló en las semifinales de la temporada beisbolera. Así, la afición naranja volvió a vivir de ilusiones para morir de desengaños.

El choque comenzó agitado en un estadio Sandino medio vacío. De tal manera, los peloteros villaclareños también tienen muchos reproches para sus aficionados. A fin de cuentas, era un séptimo juego y necesitaban apoyo.

Granma atacó temprano y anotó dos veces en la primera entrada frente al derecho Freddy Asiel Álvarez, quien no se vio bien al inicio del partido. Tamayo abrió con hit y enseguida vino el sacrificio, al más puro estilo asiático. Luego llegó el boleto intencional para Despaigne, otra táctica conservadora que Samón ridiculizó con su doble por el jardín central.

Mientras, el zurdo Leandro Martínez comenzó con buen pie sobre la colina granmense. Anduvo claro el mentor Indalecio Alejándrez, quien le dio el crédito por encima del veterano Ciro Silvino Licea.

En el segundo capítulo se tambaleó también Freddy Asiel, aunque solo le marcaron una raya cuando Aledmis se enredó con el roletazo de Benítez que parecía ideal para doble play. Después vimos la misma película con final diferente: boleto intencional a Despaigne y falló Samón con las bases llenas.

Villa Clara se desperezó en el tercero, cuando Yuniet Flores, Alejandro García y Andy Zamora pegaron hits consecutivos después de un out. Sin embargo, apenas marcaron una carrera, pues luego fallaron Aledmis y Borrero.

El zurdo granmense estuvo muy complicado en el quinto episodio, pero dominó a Pestano con las bases llenas y salió en coche. Fue un cubo de agua fría.

Los naranjas amagaron otra vez en el sexto, pero Andy Sarduy bateó para doble play y cortó la amenaza. En lo adelante no hubo más escaramuzas hasta el noveno, cuando Roel Santos le dio jonrón a Freddy Asiel y clavó la puntilla.

Leandro Martínez abrió la parte baja del noveno dándole boleto a Sarduy y tuvo que abandonar el montículo por arribar al límite de lanzamientos. Luego, Ciro Silvino sacó los tres últimos outs, aunque permitió el triple de Zamora que impulsó la segunda carrera naranja y maquilló un poco el resultado.

En fin, aplausos para un equipo granmense que ha sabido ganar los juegos buenos. Recordemos aquella barrida sobre La Isla que les dio la clasificación, justo cuando en Nueva Gerona los pineros le hacían la vida imposible a todo el mundo.

Tiene mucho que mejorar de cara a la semifinal, sobre todo a la defensa y en el corrido de las bases, pero así y todo puede llegar todavía más lejos. Nada me sorprende ya en este campeonato medio loco.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.