Llamada de emergencia

En la segunda parada de la Liga de Diamante, con sede en Shangai, se lograron cuatro topes para el año 2012

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Pudiera empezar resaltando los cuatro topes para la temporada acaecidos este sábado en la segunda parada de la Liga de Diamante, a pesar de un clima enfurecido con el espectáculo. Hablar de la confirmación, una vez más, del dominio africano en las pruebas de fondo y semifondo, aún con esa lluvia rabiosa, empecinada en propiciar alguna caída. Disertar sobre el valor de una justa que reúne anualmente a los mejores exponentes del campo y pista. Pero no.

Tocaré, en principio, un tema vital para todos los cubanos amantes del deporte rey, sobre todo porque peligra, desde hace mucho, uno de los posibles títulos de la Mayor de las Antillas en los venideros Juegos Olímpicos.

Shangai fue testigo del segundo enfrentamiento por las gemas en 2012 y además, del tiempazo de uno de sus hijos predilectos, Liu Xiang. El fenomenal vallista corto chino desafió 110 metros húmedos y cronometró 12,97 segundos, para ponerse al frente del ranking del año, por delante de Aries Merrit (13,03), David Oliver (13,13) y Dayron Robles (13,19).

Precisamente el guantanamero –recordista mundial y monarca bajo los cinco aros en la pasada cita, celebrada en Beijing hace cuatro años- se erige como una de las principales cartas de triunfo de la Isla. Sin embargo, varios truenos presagian un camino escabroso.

Ya todos saben lo sucedido en el Mundial de Daegu, Sudcorea, cuando la «mano de midas», no transformó precisamente en oro lo tocado. Después se armó un torbellino cuando anunció su posible retiro, una vez concluida la justa londinense, evidenciando frustraciones, decepciones y una severa inestabilidad psicológica.

Lo cierto es que Xiang se ha convertido en su bestia negra. ¿Podrá sacarse esa espina asiática?

Otros resultados de la Liga

En la lid diamantina destacó además el legado genético de la familia Dibaba, pues Genzebe -la más chiquita de las tres estelares hermanas etíopes- implantó plusmarca para la presente temporada en los 1500 metros planos, además de tope para el certamen y su país (3.57,77 minutos).

En los 3000 metros con obstáculos se impuso la kenyana Milcah Chemos (9.15, 81 minutos), igualmente récord para la Liga.

Flotando cinco kilómetros ganó Hagos Gebrhiwet, de Etiopía, dueño de 13.11, 00 minutos, mejor registro de 2012 y lo más respetable en la historia de la competición.

Con el disco en la mano metió miedo la croata Sandra Perkovic, quien puso en órbita otro satélite al lanzar el implemento 68,24 metros  tierra adentro. La europea se ubica en el puesto dos del top ten anual, solo superada por la subcampeona planetaria Nadine Muller (68,89). Tanto la alemana como la cubana Yarelis Barrios y la china Li Yanfeng (matrona del orbe) son las favoritas para subir al podio olímpico.

A tres pasos de la plastilina se mostró dominante el británico Phillips Idowu, quien a pesar de marcar un modesto 17,24, quedó por delante de los norteamericanos Will Claye (17,12), bronce mundial en 2011 y Christian Taylor (16,96), rey ese mismo año en Daegu.

Entre los jabalinistas no pudieron hacerse justicia ni el vigente as planetario, Matthias de Zordo, ni el fenomenal Andreas Thorkildsen (doble campeón olímpico y dueño de un oro y tres platas en Campeonatos Mundiales. El alemán obtuvo la plata, merced a un disparo de 81,62 metros, mientras que el noruego, actual subcampeón universal, terminó cuarto (79,53).

El oro colgó del cuello del checo Vitezslav Vesely (85,40) y el bronce fue para el finlandés Ari Mannio (80,91).

Los cañoneros vieron comandar al estadounidense Reese Hoffa (20,98 metros). El canadiense Dylan Armstrong aseguró el segundo lugar con 20,93 y el norteamericano Ryan Whiting fue tercero (20,73).

El hectómetro no tuvo tiempos relevantes y contó con el protagonismo del jamaicano Asafa Powell (10,02 segundos). Por detrás concluyeron el estadounidense Michael Rodgers (10,08) y un paisano del ganador: Nesta Carter (10,16).

Los 200 metros para damas tuvieron el protagonismo de una de las princesas de la velocidad, Veronica Campbell-Brown (triple campeona olímpica y propietaria de siete metales plateados y dos dorados en mundiales). La jamaicana cronometró 22,50 segundos (cuarto mejor tiempo de la presente campaña) y desbancó a una de sus rivales más temidas, Carmelita Jeter (cabecilla de 2012 con 22,31 y reina del orbe). La treintañera de Estados Unidos paró los relojes en 22,62, nueve centésimas menos que la nigeriana Blessing Okagbare.

Pértiga en mano ¿brilló? El chino Yansheng Yang (5,65), dejando la plata para el alemán Björn Otto (idéntica altura, pero lograda en el último intento). El bronce lo guardó otro germano: Malte Mohr (5,55).

En el salto alto ninguna chica llegó a los dos metros. La norteamericana Chaunte LOwe dominó con un discreto 1,92.

La doble vuelta al óvalo agradeció mejor las pisadas del kenyano Leonard Kirwa Kosencha (1.46, 04 minutos) y en los 400 femeninos ganó la representante de Jamaica Novlene WILLIAMS-MILLS (50,00) segundos).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.