Un aviso para Bolt

Yohan Blake derrotó a Usain Bolt en los 100 y 200 metros planos de las eliminatorias olímpicas de Jamaica

Autor:

Abdul Nasser Thabet

A estas alturas aparecerse con la noticia aparentando tener la exclusiva sería tan estúpido como plantar un iglú en medio de La Habana Vieja. Ya se que todos saben, aunque quizá algunos desconozcan. El marciano Usain Bolt sufrió, no una, sino ¡dos derrotas! durante este fin de semana a manos del jovencito Yohan Blake, en las eliminatorias olímpicas de atletismo de Jamaica, el país que lo acogió cuando llegó a la Tierra.

Evidentemente, el actual dueño de las plusmarcas en 100 y 200 metros planos tiene al enemigo en casa. Pero permítanme contarles lo sucedido –sin impugnar mi enunciado inicial- para después exponerles los mejores cronos de todos los tiempos en estas distancias, los hombres más destacados, así como las citas en las que se ha bajado de los diez segundos, al menos en los últimos años. Un adelanto quizá de lo que podría verse este año en Londres.

En los Trials antillanos, acaecidos en Kingston, solo había tres cupos para los hombres más veloces de Jamaica (coincidentemente, los más veloces del mundo, con el perdón de algunos estadounidenses ilustres: Tyson Gay y compañía).

Primero se disputarían los tiques del hectómetro. Entonces se plantaron en la línea de arrancada Bolt, Blake, Asafa Powell, Michael Frater, Nesta Carter, Lerone Clarke y Michael Frater, ¡qué piquete!, todos con temblor de piernas: el más mínimo percance podía dejarlos fuera de la justa británica.

Los dos favoritos (Bolt y Blake) dieron una lección de cómo arrancar mal y remontar después cual alma que lleva el diablo. El mejor en la salida fue Powell, pero ya se sabe que sus metros finales no son comparables a los de sus dos paisanos. Terminó sin gasolina y bajó al tercer puesto (9,88). El ganador registró la octava mejor marca de la historia (9,75) y su sombra de ese día quedó una centésima detrás, para sumarse el sexto tiempo más respetable en los anales de esta prueba.

Medio mundo esperaba la revancha en los 200 metros y medio mundo quedó boquiabierto: el correcaminos de 22 años otra vez desbancó a Bolt (19,80 por 19,83 segundos).

En Olimpiadas sí se vuela

En los últimos tres Juegos Olímpicos, el vencedor de los 100 metros lisos ha roto la barrera de los diez segundos.

Sydney 2000 vio como el norteamericano Maurice Greene (9,87) hacía honor a su apodo «la bala de cañón». Para rematar, también el trinitario Ato Boldon volaba bajito (9,99), llegando en segundo lugar. Cuatro años pasaron y en Atenas Justin Gatlin, de Estados Unidos, se imponía con 9,85. El portugués Francis Obikwelu le respiró en la nuca (9,86) todo el tramo.

El Nido de Pájaros, en Beijing 2008, fue testigo del tiempo más electrizante en la historia de esta distancia bajo los cinco aros. Usain Bolt paró los relojes en 9,69 y estableció un nuevo tope universal. Lo escoltaron el trinitario Richard Thompson (9,89) y el norteamericano Walter Dix (9,91) en una carrera para los libros.

La lista de la IAAF tiene a Bolt como amo y señor del hectómetro (9,58 en el mundial de Berlín 2009. Con 9,69 aparecen el propio Usain y el estadounidense Tyson Gay. El norteño también ostenta 9,71 y luego aparece Bolt, ya me cansa repetir su nombre, con una centésima más.

El «extraterestre» destrozó el récord del orbe (9,72) en mayo de 2008 y cuatro meses después lo imitó Powell con el mismo registro, quien es dueño de 9,74 segundos que en su momento fue tope planetario.

Ahora se aparece Blake con el ya narrado 9,75 y pone caliente el escenario. ¿Qué pasará en Londres 2012? ¿Se atreve usted a pronosticar?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.