Una breve historia para contar

El jovencito Andy Pereira se convirtió este sábado en el primer cubano que gana un partido de tenis de mesa en Juegos Olímpicos, pero después el italiano Mihai Bobocica, ubicado en el puesto 96 del ranking mundial, lo sacó del certamen olímpico

Autor:

Juventud Rebelde

LONDRES.— Fue un triunfo fácil, contra un rival menor como Yoshua Shing, de Vanuatu, pero no importa. De todas formas, Andy Pereira se convirtió este sábado en el primer cubano que gana un partido de tenis de mesa en Juegos Olímpicos.

El marcador lo dice todo: 4-0 (11-2, 11-2, 11-3, 11-3). Shing apenas pudo sostener su raqueta frente al criollo.

«Estoy muy contento por el resultado, pero la competencia continúa y ahora subirá el nivel», comentó Andy, acaso presagiando el resultado de su duelo vespertino contra el italiano Mihai Bobocica, ubicado en el puesto 96 del ranking mundial.

Bobocica superó fácilmente al cubano, también 4-0 (11-6, 11-7, 11-3 y 11-4) en apenas 22 minutos y lo sacó del certamen olímpico. «Nunca había jugado contra él. Es un jugador muy agresivo a la ofensiva», reconoció Andy, quien sigue becado en el Centro Mundial de Entrenamiento, en Köpping, Suecia.

A sus 22 años y casi siete dentro del equipo nacional, el capitalino sabe que todavía tiene mucho camino por delante en este deporte. En mayo pasado alcanzó el puesto 164 en el escalafón universal, ubicación récord para un cubano, aunque ahora aparece en el 203.

El tenis de mesa continuará este domingo en la Arena 1 del Centro de Convenciones Excel, donde hay mucha rivalidad y el público se divierte de lo lindo. Casi todas las delegaciones, incluso muchas de Latinoamérica, inscribieron jugadores de apellidos y rasgos asiáticos.

Sin embargo, China es el país a derrotar. Los chinos barrieron con todos los títulos hace cuatro años en Beijing, incluyendo dos «escaleras» (oro, plata y bronce) en los torneos individuales masculino y femenino.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.