Sin quitarse el sudor

Los principales atletas del deporte rey vuelven al ruedo poco a poco, probando la consistencia de su andamiaje y el buen calcio de sus huesos

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Todavía con el cansancio chorreándoles por la frente y los tendones a medio coser después de jornadas matadoras durante los XXX Juegos Olímpicos, los principales atletas del deporte rey vuelven al ruedo poco a poco, probando la consistencia de su andamiaje y el buen calcio de sus huesos.

Así, arranca mañana la oncena parada de la III Liga de Diamante, programada en Lausana, Suiza, evento como para chuparse hasta los codos debido a la inscripción de 35 medallistas de Londres. Allí, el pertiguista cubano Lázaro Borges, actual subcampeón mundial, intentará sacudirse la mala ventura inglesa, cuando un desafortunado accidente dejó su pértiga hecha añicos privándolo de probar toda su valía.

En el estadio de La Pontaise rivalizarán varios de los actuales campeones olímpicos, y garrocha en mano la cosa estará caliente, pues pugnarán todos los que subieron al podio en Inglaterra. El favorito es el galo Renaud Lavillenie, vigente rey y recordista bajo los cinco aros (5,97). También lucharán los alemanes Bjorn Otto, medallista de plata y Raphael Holzdeppe, dueño del metal bronceado.

Igualmente destaca la presencia de Steve Hooker, un veterano australiano que hasta hace unos días era el as y plusmarquista de la mayor cita multideportiva del orbe. Además, es el segundo hombre que más alto ha saltado, ya que su marca de 6,06 metros solo es superada por los registros del legendario Sergei Bubka.

Como siempre el show de la velocidad tendrá nombre y apellido, pues el extraterrestre nacionalizado jamaicano, Usain Bolt (monarca en el Reino Unido y emperador supremo), volará los 200 metros y quién sabe si alguna nueva proeza salga de sus piernas. Su paisano Warren Weir, bronceado en la pasada cita estival, largará a su lado.

Las damas del hectómetro andarán traumatizadas y con miedo ante la sombra de la jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce, la estadounidense Carmelita Jeter y la también antillana Veronica Campbell-Brown, ocupantes del podio olímpico por ese orden.

A tres saltos de la plastilina también estará parte de la actual corte olímpica: la kazaja Olga Rypakova (oro) y la ucraniana Olha Saladuha (bronce).

Los mejores discazos podrían salir de manos del iraní Ehsan Hadadi y del estonio Gerd Kanter, segundo y tercero mejor ubicados en Londres, respectivamente.

Corriendo dos pistas descuella la campeona olímpica rusa Maria Savinova y su compatriota Ekaterina Poistogova, bronce a ese nivel.

El norteamericano Aries Merrit será la figura de los 110 metros con vallas, pues su «tiempazo» de 12,92 segundos en Londres —tercer mejor crono en Olimpiadas— así lo certifica. Lo acompañarán su compatriota Jason Richardson (plata en Inglaterra) y el jamaicano Hansle Parchment (bronce).

En los 400 metros para hombres también se presentan los tres medallistas olímpicos: el granadino Kirani James, el dominicano Luguelín Santos y el trinitario Lalonde Gordon.

Disparando balas con la mano no hay discusión sobre quién es la favorita, ya que muy pocos locos apostarían en contra de la neozelandesa y reina olímpica, Valerie Adams. Junto a ella tirará la subtitular Evgenia Kolodko, de Rusia.

En la jabalina la película igual es de terror, pues además de la checa Barbora Spotakova y las germanas Christina Obergföll y Linda Stahl —ocupantes del podio olímpico—, empuñará el implemento la rusa Maria Abakumova, campeona universal.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.