¡Aún les queda gasolina!

El jamaicano Yohan Blake comparte desde este jueves la condición de ser el segundo humano más veloz de la historia, al recorrer los 100 metros en ¡9.69 segundos

Autor:

Raiko Martín

Tomen nota aquellos que, como yo, asumieron los pasados Juegos Olímpicos como el fin de las grandes noticias de la temporada atlética. El jamaicano Yohan Blake, plata en la cita londinense, comparte desde este jueves la condición de ser el segundo humano más veloz de la historia, al recorrer los 100 metros en ¡9.69 segundos! durante la más reciente parada de la Liga de Diamante.

Sucedió en la ciudad suiza de Lausana, donde se citaron más de una treintena de medallistas olímpicos, y en una carrera que extrañó la presencia del también jamaicano Usain Bolt, recordista mundial del hectómetro y ahora reservado para doblar la distancia. Una gran pena.

El nuevo registro confirmó a Blake, ya campeón mundial de la prueba, como el único apto para disputarle la codiciada supremacía a su carismático compatriota. Con una reacción al disparo de 142 milésimas y acompañado por un viento casi nulo (-0.1 m/s), rebajó en seis centésimas su mejor desempeño, pero le faltaron otras 11 para «cazar» la plusmarca absoluta.

Bien atrás llegó el estadounidense Tyson Gay (9.83), quien hasta ahora marchaba en solitario tras la estela histórica del superdotado Usain. La tercera posición quedó reservada para Nesta Carter (9.95), otro de los bólidos jamaicanos finalista en Londres.

Pero como Bolt nunca puede pasar inadvertido, minutos después paseó los 200 metros en 19.58 segundos, récord para la competencia. Resignado, el holandés Churandy Martina se consoló con un 19.86 segundos, que desde ahora es máxima referencia para su país, mientras que el también «reggae boy» Nickel Ashmeade fue tercero con 19.94 segundos.

Hubo desquite en la prueba reina para damas, pues la estadounidense Carmelita Jeter salió mejor en la foto final. Su tiempo de 10.86 segundos fue similar al de la jamaicana Shelly-Ann Fraser, quien la había superado en la final olímpica.

Otra revancha se vivió en los 800 metros para mujeres, con la keniata Pamela Jelimo (1:57.59 minutos) aguantando en la recta final el embate de la campeona olímpica rusa Mariya Savinova (1:58.13)

Inalterable se mantuvo el podio de la capital inglesa en la prueba masculina de 400 metros, con el granadino Kirani James (44.37 segundos) y el dominicano Luguelín Santos (45.03) con las mejores rentas.

Todo lo contrario sucedió en los 110 metros con vallas, pues la descalificación del monarca olímpico estadounidense Aries Merritt por salida en falso le abrió las puertas del triunfo a su compatriota Jason Richardson (13.08 segundos), quien batió al también norteño David Oliver (13.14).

Y en medio de tanto brillo pasó sin penas ni glorias la faena del pertiguista cubano Lázaro Borges, el único cubano inscrito en esta undécima fase del prestigioso circuito atlético. Desde este lado del Atlántico se esperaba una posible reacción al infortunio sufrido en Londres —se quebró su garrocha—, pero el jovencito falló tres veces intentando superar los 5,70 metros, y terminó en la novena posición gracias a los 5,55 rebasados en el primer intento.

El título en la cita estival de la prueba fue refrendado ahora por el francés Renaud Lavillenie, al necesitar menos intentos que otros tres competidores para superar los 5,80 metros.

La presente edición de la Liga de Diamante tendrá su próxima convocatoria el próximo domingo en la ciudad inglesa de Birmingham. Después trasladará sus acciones el 30 de agosto hacia la urbe suiza de Zúrich, y bajará sus cortinas el 7 de septiembre en la capital de Bélgica.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.