Doblete de Fábregas en triunfo del Barcelona - Deporte

Doblete de Fábregas en triunfo del Barcelona

En un cuestionado partido, Barcelona remontó un 0-2 y venció 3-2 al Sevilla

 

Autor:

José Luis López

En una polémica remontada, que incluyó dos goles del volante de llegada Césc Fábregas, el club Barcelona superó hoy 3-2 al Sevilla, que terminó con 10 jugadores, en la sexta fecha de la Liga Española de fútbol.

Como local en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, el Sevilla no lograba zafarse del dominio barcelonista durante los primeros 25 minutos del juego. Pero apoyado en la velocidad de su lateral derecho Cicinho y del «enganche» por esa zona, Jesús Navas, los de casa consiguieron abrir el marcador en el minuto 35, cuando Piotr Trochowski —el mismo que le ganó el partido 1-0 al Real Madrid—,  aprovechó un rechace y le pegó cruzado, de zurda, para poner encima a su equipo.

Así, el Sevilla apretó las marcas en la mitad de la cancha y consiguió irse al descanso con esa mínima ventaja.

En el complementario, ninguno de los dos colectivos cambió su diseño de juego. El club catalán mantuvo su vocación ofensiva y el once andaluz continuó apostando al contraataque. Y así llegó el segundo gol local en el minuto 48, por intermedio de Álvaro Negredo, quien se metió entre dos defensas y no fue «bajado» por el camerunés Alex Song, fuera del área que hubiese provocado un penal.

Así las cosas, Lio Messi no aparecía en el cuadro catalán, y era Fábregas quien «pensaba» y entregaba las pelotas. Así, en el 52, el propio Fábregas le pegó fuerte y consiguió el primer tanto de la letal y cuestionada remontada culé.

Para colmo de males andaluces, en el minuto 71, el chileno Gary Medel vio la tarjeta roja tras un buen «teatro» de Césc, que simuló más de lo normal un golpe en una disputa entre ambos.

Aún con un hombre de más, el Barcelona no podía encontrar la forma de quebrar la defensa local. Y en el minuto 89, el árbitro Mateu Lahoz no vio una clara mano del volante culé Thiago, la jugada continuó y ahí mismo salió Messi de su letargo para servirle un sensacional pase a Fábregas que logró la igualdad.

Entonces, la remontada catalana se concretó en el 90+3, cuando otra vez Messi se acordó que es un genio del balón a la «hora de la verdad» y le cedió otro preciso pase a Villa, que había entrado de cambio, para que le pegara de zurda e hiciera guardar la esférica en la red rival.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.