Sangrando, pero con vida

El ruso Sergey Karjakin confirmó su favoritismo al vencer este jueves al cubano Leinier Domínguez, durante la ronda inaugural de la segunda parada del Grand Prix, con sede en Uzbekistán

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Si bien a todos nos duele, muy pocos, más bien nadie, cometería el error de declararse asombrado. Es el Gran Maestro (GM) más joven de la historia del ajedrez, pues con solo 12 años y siete meses alcanzó dicha norma, actualmente ocupa el séptimo escaño del ranking mundial de acuerdo a su elevado coeficiente Elo (2775 puntos), y en 20 abriles de vida —quince en los trajines del juego ciencia— nunca ha perdido contra Leinier Domínguez (2726), el mejor trebejista de Latinoamérica.

Como suponen, hablo del ruso Sergey Karjakin, quien confirmó su favoritismo al vencer este jueves al cubano, durante la ronda inaugural de la segunda parada del Grand Prix, con sede en Tashkent, Uzbekistán, y ahora acumula tres victorias y seis empates ante el güinero.

Leinier no pudo materializar la ventaja que supone conducir piezas blancas y cayó tras 40 movimientos, por los cauces de una de sus aperturas más fuertes: la Ruy López.

Con el traspié, nuestro muchacho dejó escapar 4,3 puntos, por lo que a ocho días de la próxima actualización del escalafón universal redondea 2729 rayas en el apartado de Elo en vivo.

Les cuento que contabilizando siete torneos disputados en el presente año, Domínguez suma ya 16 sonrisas, ocho caídas y 28 tablas.

En la jornada solo hubo otro «derramamiento de sangre», en el que el ruso Alexander Morozevich (2748) emergió victimario del estadounidense Gata Kamsky (2762) después de 36 lances de una apertura Reti-Ataque Indio de Rey, en la que llevó trebejos claros.

El resto de los enfrentamientos culminaron en acuerdos de paz. Así, dividieron el italiano Fabiano Caruana frente al ruso Peter Svidler (2747); Boris Gelfand (2751), de Israel, ante el húngaro Peter Leko (2732); el azerí Shakriyar Mamedyarov (2764) frente al local Rustam Kasimdzhanov (2696); y Ruslan Ponomariov (2741), de Ucrania, ante el chino Hao Wang (2737).

La tabla de posiciones acomoda como punteros a los dos vencedores de la fecha, ambos con una unidad. A continuación se ubican Caruana, Gelfand, Mamedyarov, Ponomariov, Wang, Kasimdzhanov, Leko y Svidler, todos amasando medio kilo. En tanto, Domínguez y Kamsky bucean en el fondo, sin números a su haber.

En la segunda fecha competitiva de la lid el cubano «vestirá» de negro ante el chino Wang Hao, en el que pudiera ser el choque definitorio de 2012, pues ya habían acordado dos armisticios con anterioridad. La ronda se completa con los cotejos Kamsky-Karjakin, Kasimdzhanov-Ponomariov, Leko-Mamedyarov, Svidler-Gelfand y Morozevich-Caruana.

Bruzón, a ciegas contra un ogro

Mientras su homólogo y compatriota está enrolado en una batalla campal frente a varios de los más fuertes ajedrecistas del momento, Lázaro Bruzón (2706) tendrá enfrente al número uno del planeta, un niño de 20 años y 2848 unidades de «pura fibra»: el noruego Magnus Carlsen.

Este viernes comienza el segundo Festival de Ajedrez de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y son cuatro los aspirantes al título. ¿El favorito? Mejor no hablo.

Serán partidas rápidas y a ciegas, por lo que las exigencias son mucho mayores. El tunero abrirá ante el Mozart del juego ciencia, y de ganar avanzará a la final del domingo, cuando deba vérselas con el vencedor del duelo sabatino entre la húngara Judit Polgar (2705) y el anfitrión Manuel León Hoyos (2599), en choques donde los contendientes estarán de espaldas al tablero.

Según reporta el sitio oficial de la justa, para la jornada conclusiva los trebejistas tendrán los ojos vendados y comunicarán sus movimientos por medio de un árbitro.

El mayor atractivo de la competencia será el muy promocionado show «Carlsen contra el mundo», iniciativa en la que el genio nórdico efectuará partidas simultáneas ante unas dos mil personas reunidas el sábado en la UNAM, y un pulso más por Internet.

En la Red de redes los participantes del auditorio y de la Web sugerirán jugadas, mientras los otros tres Grandes Maestros elegirán el movimiento final entre las indicaciones recibidas. ¿Caliente, verdad?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.