A toda hora en Nueva Esparta

El estadio Nueva Esparta parece un hormiguero; todos se esfuerzan para que esa instalación de la famosa Isla de Margarita, que acogerá los juegos de la 56 Serie del Caribe, esté lista para la arrancada de la competencia el 1ro. de febrero

Autor:

Osviel Castro Medel

LA ASUNCIÓN, Nueva Esparta, Venezuela.— Día y noche se trabaja en el estadio Nueva Esparta para que esa instalación de la famosa isla de Margarita, que acogerá los juegos de la 56 Serie del Caribe, esté lista para la arrancada de la competencia el 1ro. de febrero. Esa fecha marca la inauguración y el retorno a este tipo de lid de Cuba (con el equipo de Villa Clara), que enfrentará en su debut, a las ocho de la noche (7:30 p.m. en La Habana), al campeón de la serie doméstica de México.

No han sido labores sencillas. Tres brigadas, de 120 hombres cada una, se enfrascaron, desde las siete de la mañana y hasta las doce de la noche de cada jornada, en terminar sendas gradas, ubicadas después de las cercas en los jardines izquierdo y derecho.

«Empezamos desde diciembre, pero en las últimas fechas esto se ha acelerado. Estamos en una carrera contra el tiempo y esperamos que la instalación quede sin problemas para el primer juego», comentó a JR Elio Mota, uno de los incansables que ejecutan la obra y otro de los que está ansioso por ver jugar a los «hermanos de Cuba».

«No podemos fallar. Queremos seguir orgullosos de nuestra isla, Margarita», dijo José Luis Figueroa, constructor que es fanático de los Navegantes de Magallanes, multicampeón profesional venezolano.

David Nilo, uno de los voceros de la Serie, comentó que para el evento en el Nueva Esparta se realizaron trabajos de reparación o mantenimiento en el terreno, los palcos, las luces, cajas de bateo, áreas exteriores, dugouts y cabinas para la radio y la televisión.

Por cierto, adelantó que se ha previsto la asistencia al certamen de más de 350 comunicadores, entre periodistas, narradores, comentaristas, fotorreporteros y personal de apoyo. Siete canales de televisión y al menos cinco emisoras de radio transmitirán en vivo.

El estadio, ubicado en La Asunción, capital política del estado insular de Nueva Esparta, es sede de los Bravos de Margarita. Mide 330 pies por las rayas y 404 por el center field, y es célebre por ser el diamante donde menor cantidad de jonrones se conecta en la liga profesional venezolana desde 2010. Según los aficionados, eso se debe a que las «corrientes de aire» no favorecen a los bateadores derechos que halan para su mano.

Con las dos nuevas gradas que ahora se terminan, el terreno tendrá capacidad para unas 15 000 personas, según comentó Nilo, uno de los convencidos de que el retorno de Cuba, después de 54 años de ausencia, le da espectacularidad y colorido a la Serie.

«El Gobernador del estado, Carlos Mata Figueroa, ha estado al tanto de cada detalle, y ha brindado un apoyo fundamental para que la ampliación salga adelante», expresó este hombre del béisbol, quien acotó que en estos días ha estado recabando información sobre la novena reforzada de Villa Clara.

El Nueva Esparta, antes llamado Guatamare, debe su nombre a este estado insular, compuesto por las islas Margarita, Coche y la deshabitada Cubagua. Data de la década del 60 del siglo pasado, pero no tenía ni por asomo la actual estructura, con la que se reinauguró el 30 de septiembre de 2007.

La instalación, que será escenario de dos partidos diarios, solo posee gradas techadas detrás del home; las de los laterales son «de sol». Su terreno, que se acondiciona con pequeños regadíos, luce en muy buenas condiciones.

Otro parque beisbolero, ubicado en la localidad de El Cardón, servirá para que los cinco equipos participantes —los monarcas de México, Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela y Cuba— realicen las prácticas.

«Esperamos —expresó Nilo— ver algo bonito, sabemos que será así. México fue el campeón de la pasada Serie, pero no las tendrá fácil. Y lo que más esperamos es ver al equipo de Cuba».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.