Ecología, música y fútbol

Simple y carente de discursos fue, este jueves, la ceremonia de inauguración de la Copa del Mundo de Fútbol Brasil 2014, sobre la grama del estadio de Sao Paulo. El acto inaugural, el más corto de la historia de estos eventos, sí estuvo pletórico de ecología, música y fútbol

Autor:

José Luis López

Simple y carente de discursos fue, este jueves, la ceremonia de inauguración de la Copa del Mundo de Fútbol Brasil 2014, sobre la grama del estadio de Sao Paulo, como antesala del choque de apertura entre Brasil y Croacia.

Esta resultó una inauguración inédita. En las 19 versiones mundialistas anteriores, no se había visto una de tan poco tiempo de duración, con apenas 26 minutos, además de que no incluyera discurso del gobernante del país sede ni del titular de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

Ecología, música y fútbol. De eso sí estuvo pletórica la ceremonia. El acto se inició con la entrada de una esfera gigante, en la que se dio la bienvenida a los participantes en varios idiomas. Y luego se introdujo en la escena la naturaleza propia de los brasileños, representada con personas que semejaban árboles, plantas y flores.

También aparecieron indígenas en canoas, para dar paso al colorido de bailarines y otros personajes con instrumentos musicales del folclor del país.

Pero no podía faltar el fútbol en casa del pentacampeón mundial. Por eso, salieron un árbitro provisto de una tarjeta con el número 20 —la edición de la Copa del Mundo—, acróbatas con un balón sobre la cabeza y vestimenta hecha a base de hexágonos —a modo de los gajos de una pelota de fútbol—, y niños pateando balones.

Finalmente, la esfera se abrió en forma de flor y en su plataforma irrumpieron la brasileña Claudia Leitte, la puertorriqueña Jennifer López y el estadounidense Pitbull para cantar We are one, la canción oficial del Mundial.

Sin duda, lo novedoso fue la patada inicial realizada por un joven parapléjico, quien utilizó para ello un  exoesqueleto robótico.

En el orden competitivo, Brasil dispuso 3-1 de Croacia, con dos goles del delantero Neymar (uno de penal) y otro de su volante creativo Óscar. La diana croata fue un autogol del defensa Marcelo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.