Los mejores entre los peores

El equipo cubano saldrá hoy a pelear por el lugar más privilegiado en la retaguardia del torneo

Autor:

Raiko Martín

Si bien el continuo «desangramiento» sacó al voleibol masculino cubano de la élite, la actual selección ha demostrado que, aun con la obligada renovación, puede hacer la diferencia en el tercero de los niveles en que ha sido dividida este año la Liga Mundial. Y esa percepción puede ratificarse hoy, cuando los dirigidos por Rodolfo Sánchez salgan a pelear por el lugar más privilegiado en la retaguardia del torneo.

Si los cubanos no transitaron de forma invicta por el segmento clasificatorio fue porque llegaron a la última fecha «enterrados» en la cima de su grupo. Ahora tendrán que confirmar esa pujanza frente al elenco de China, líder de la llave G con un único desliz frente a la escuadra de Eslovaquia, que junto a la anfitriona Turquía completan el cuadro de aspirantes al premio.

Se espera que sobre la superficie de la sala Cengiz Gollu, en la ciudad turca de Busa, aparezca una formación cubana muy parecida a la que consiguió avanzar sin contratiempos hasta esta instancia. A saber, la única modificación realizada por Sánchez fue la sustitución del atacador Dariel Albo por el líbero Keibel Gutiérrez, uno de los pocos jugadores con experiencia al máximo nivel. Y en circunstancias como estas, eso puede ser muy necesario.

Previo al duelo semifinal, Sánchez declaró que «el equipo llega a esta fase final en buena forma y que saldrá a la cancha a demostrarlo», mientras que para el capitán Rolando Cepeda no cuentan las victorias precedentes, pues «tenemos que jugar ahora mucho mejor, porque queremos conquistar el trofeo de este grupo 3».

A continuación del duelo entre caribeños y asiáticos se disputará el otro cruce, que tendrá net por medio a locales y eslovacos.

La definición del tercer nivel de la Liga Mundial será la primera que tendrá el presente certamen. Luego, la ciudad australiana de Sidney acogerá a partir del 11 de julio otro segmento similar, animado por los ganadores de los grupos C, D y E, junto a los anfitriones australianos.

El vencedor de esta instancia se ganaría el derecho de incluirse en la gran final del torneo, protagonizada además por los dos primeros lugares de los grupos A y B más Italia en su condición de sede. Esas determinantes batallas tendrán como escenario la mítica ciudad de Florencia, entre el 16 y el 20 de julio próximos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.