La bendita constancia de Lorenzo

A los 45 años Lorenzo Castillo Núñez se convirtió en el primer invidente en recibir el título de Licenciado en Cultura Física en la facultad santiaguera de la Universidad de Ciencias de la Cultura Física y el Deporte Manuel Fajardo

Autores:

Odalis Riquenes Cutiño
Eduardo Pinto Sánchez

 

SANTIAGO DE CUBA. —A Lorenzo Castillo Núñez le tocó superar la odisea de los iniciadores. Así sobrepasó las barreras de la incomprensión, de los «pero», las miradas de lástima o los tajantes «no se puede».

Aferrado a su amor por el deporte enfrentó el accidente que a los 20 años le dejó ciego pero sabía que además del músculo podía y tenía la capacidad para entrenar su mente.

Así, con la magia de los sueños que anudan todos los sacrificios en un minuto de gloria, Lorenzo se convirtió se en el primer egresado con ceguera total en recibir el título de Licenciado en Cultura Física en los 25 años de creada la facultad santiaguera de la Universidad de Ciencias de la Cultura Física y el Deporte Manuel Fajardo.

«A veces llamamos fantasía a aquello que no podemos explicar pero este momento con sobrada razón tiene una definición: el empeño y la voluntad», refiere Lorenzo que enfocó el tema de la tesis en uno de sus mayores desvelos, la integración social de las personas con diferentes discapacidades, utilizando como puntal la vinculación entre la práctica deportiva y el estudio.

Fue en el año 2001 cuando una Resolución desentrañó la madeja de prejuicios que impedían el acceso de los discapacitados a este tipo de materia a nivel superior, ocasión más que idónea para Lorenzo quien vislumbró con los ojos de la razón una vía para sus aspiraciones profesionales.

«Nunca se puede hablar de resultados sin haber afrontado varias dificultades, en ese sentido el mayor reto fue la adaptación a este tipo de carrera; pude adecuarme a ello gracias a mi incursión desde que ingresé a la Asociación Nacional del Ciego y Débiles Visuales (ANCI), en la natación, la lucha y el atletismo hasta terminar en el judo donde tuve la oportunidad de hacer en una ocasión el equipo nacional.

«Pero esto es apenas el comienzo, detrás de mí vienen otros reconocidos y multipremiados deportistas como Suslaidis Giralt, Jorge Hierrezuelo y Omara Durand, que persiguen también este anhelo», afirma el flamante licenciado desde la responsabilidad que le asiste como presidente provincial de atención a atletas paralímpicos.

Desde hace 13 años conduce la sección Miradas hacia el deporte social que inunda cada sábado los receptores de la emisora provincial CMKC Radio Revolución como una extensión de su labor para fomentar el deporte para discapacitados y concientizar sobre las necesidades educativas especiales que lo diferencian de la práctica deportiva convencional.

Ahora habla, en medio del entusiasmo, de maestría y doctorado sin reparar en que su mayor titulación es la tener la bendita virtud de la constancia.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.