Los líderes estiran la Liga

En la postemporada hay dos equipos a los que nadie desearía enfrentar en el cruce: Capitalinos en el masculino y Pinar del Río en el femenino. Por eso evitar «dormir» en el cuarto lugar es un propósito que merece todo tipo de esfuerzos

Autor:

Norland Rosendo

No porque los pasajes a la postemporada de la Liga Superior de Baloncesto (LSB) «se hayan vendido» con suficiente antelación a la última jornada de la clasificatoria, se acabaron las expectativas para esta ronda.

Primero, hay dos equipos a los que nadie desearía enfrentar en el cruce —Capitalinos en el masculino y Pinar del Río en el femenino—, así que evitar «dormir» en el cuarto lugar es un propósito que merece todo tipo de esfuerzos, estrategias y promesas celestiales.

Y segundo, aún está la pugna por los liderazgos. Si bien algunos departamentos tienen nombre y apellidos, otros todavía ofrecen oportunidades para que quienes no los encabezan puedan apretar el acelerador. Veamos algunos datos de la Liga en el sector masculino, sin contar los partidos de este martes.

Entre los máximos anotadores, el santiaguero Esteban Martínez, uno que ya ha conquistado ese pergamino en más de una ocasión, va al frente con 465 cartones en 24 juegos, a razón de 19,38 por cada uno de ellos. Bastante cerquita en la eficiencia está el artemiseño Osmel Oliva, quien promedia 19,30 tantos por juego (444 en 23 enfrentamientos).

El indómito se topa ahora con la organizada defensa del Tren de Capitalinos, en tanto Oliva pudiera acercarse aun más a la cima, pues tiene de adversario al equipo de peores resultados en la LSB: Guantánamo.

En los rebotes, no creo que el tigre camagüeyano Yordanis Jaca vaya a ceder la punta. En solo 19 partidos se ha adueñado de 161 rechazos en los tableros, para una proporción de 8,47. Su vecino, el búfalo avileño Vanier Reyes tiene más bolas capturadas (179), pero en más juegos (23), lo que equivale a decir, 7,78 rebotes por compromiso.

En el caso de las asistencias, el pinareño Yossiel Monterrey y Oliva están casi parejos. El vueltabajero acumula 96 en 24 partidos y el base organizador de los Toros, 91 en 23. Así que quizá haya que esperar al último día para ver qué pasa.

Lo que si no tiene discusión es la categoría de tiros bloqueados. Si usted sigue la Liga o ha visto los últimos torneos internacionales en los cuales ha participado Cuba, debe suponer quién es el rey en esa especialidad. Ese mismo, el gigante de Santiago de Cuba, Javier Jústiz (50 en 23, a más de dos «chapas» por día).

Fíjese si su dominio es absoluto en ese apartado, que quien lo secunda está a «veinte millas» de distancia, su compañero en la selección nacional, el también virtuoso Jasiel Rivero, autor de 14 bloqueos en 12 juegos, para apenas 1,17 de promedio.

Y otro liderazgo que debe conocerse el último día debe ser el de los recuperadores de balones. Ahí la competencia es entre tres: el agramontino Raimel Caballero (111 en 24, 4.63), Monterrey (104 en 24, 4,33) y Oliva — envuelto en una campaña fabulosa— (97 en 23, 4,22).

Como ven, hay candidatos de los equipos clasificados a los play off y de los que ya le dijeron adiós a las medallas. Pero un premio así bien vale un esfuerzo extra.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.