Cerca de la tranquilidad

A partir de este sábado, los Tigres de Ciego de Ávila asumirán una subserie complicada en predios vueltabajeros, pero puede que allí certifiquen su avance a la siguiente fase del torneo

Autor:

Raiko Martín

A partir de mañana, los Tigres de Ciego de Ávila asumirán una subserie complicada en predios vueltabajeros, pero puede que allí certifiquen su avance a la siguiente fase del torneo, aunque ganar par de partidos —lo que necesitan para quedar fuera del alcance de la mitad de los equipos— no será cosa de coser y cantar en el Capitán San Luis.

Los dirigidos por Roger Machado concretaron este jueves su triunfo número 27 de la temporada desatando toda su furia ofensiva sobre el maltrecho equipo de Artemisa, casi condenado a reagrupar fuerzas de cara a la próxima contienda.

Como si fuera peccata minuta no haber integrado la más reciente escuadra nacional, Yoelvis Fiss continuó su impresionante paso en la campaña empujando la primera anotación avileña, a la altura del primer capítulo. Su cañonazo a la pradera central, el primero de una tarde perfecta en tres veces al bate, lo mantuvo en el liderazgo impulsador, y hubiese sido suficiente para apuntalar la faena monticular de Osmar Carrero, a quien le conectaron apenas tres hits en cinco entradas.

En lo adelante, el ataque avileño fue despiadado. Otra docena de imparables, entre ellos los vuelacercas de Osvaldo Vázquez y Rubén Valdés, quienes liquidaron las acciones con un fuera de combate en siete innings.

Mientras, Industriales montó una rebelión a la hora de recoger los bates frente al mayabequense Mario Batista. El doblete de Javier Camero prendió la mecha, y acto seguido se sumaron al abordaje Rudy Reyes, Stayler Hernández —con triple—, y Yulieski Gourriel con doble, para «madurar» un racimo de seis anotaciones imposibles de remontar.

Allí fue noticia el primer triunfo en la campaña del ex cienfueguero Noelvis Entenza, quien volvió a comenzar su actuación con un boleto, pero corrigió la mira para completar casi un tercio de juego en el que recetó seis ponches a base de un buen dominio de su rompimiento.

Por su parte, Matanzas consiguió un importante triunfo sobre Pinar del Río, que no solo le permitió ganar el pulso particular, sino, además, la permanencia en la zona de clasificación. En los tres primeros capítulos, los Cocodrilos mordieron a su antojo para hacer todo el daño posible. Primero el cuadrangular con bases llenas de Ariel Martínez, y luego otro similar de Santoya, pero con un solo compañero en circulación, anestesiaron a los hombres de Jorge Gallardo, quienes apenas tuvieron respuestas ante los envíos de Yoanni Yera y compañía.

El tropiezo de los pinareños fue bien aprovechado por los tuneros para igualarlos en el tercer lugar de la tabla. La definición de su duelo llegó en el quinto acto, cuando después de dos outs, ligaron tres sencillos con un boleto para fabricar par de anotaciones.

Excelente fue la demostración del zurdo Yudiel Rodríguez, quien en casi siete rollos espació seis imparables sureños. El otro cohetazo de los dueños de casa lo permitió Yosbel Alarcón, también con responsabilidad en la victoria que afinca a los Leñadores entre los ocho mejores equipos del tramo inicial de la campaña.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.