Aunque asediado, el cetro quedó en casa

Con buena resistencia de sus oponentes, la selección cubana compuesta por figuras de segundo y tercer niveles, fue capaz de alzar la corona en la edición 45 del Torneo Córdova Cardín de boxeo

Autor:

José Luis López

Con mayor resistencia de sus oponentes que en años anteriores, la selección cubana compuesta por figuras de segundo y tercer niveles, fue capaz de alzar la corona por equipos en la edición 45 del Torneo Córdova Cardín de boxeo, que culminó este jueves en la Ciudad Deportiva capitalina. Recuérdese que los principales hombres integran la selección de los Domadores que mañana discutirán la corona de la 6ta. Serie Mundial de Boxeo frente a Corazones de León británicos, en Tashkent.

Los cubanos obtuvieron ocho de los diez títulos disputados, tras ceder en las divisiones de 52 y 60 kilogramos.

Sin duda, en el combate más atractivo de la final, el monarca panamericano Andy Cruz (64 kilogramos) tomó revancha del revés sufrido durante el torneo Playa Girón, en diciembre de 2015, y se impuso por 3-0 a Kevin Brown, en un pleito muy intenso, en el cual se apoyó en su velocidad, se viró a las dos manos y aprovechó el fallo en el ataque del agramontino.

Mientras, en otra pelea de mucho intercambio, el experimentado brasileño Robson Conceicao, subcampeón mundial de 2013, demostró sus mañas sobre el ring, impuso el ritmo en el momento preciso y le aceptó el combate en la media y corta distancias al talentoso Armando Martínez, quien ganó el primer asalto.

Pero en el segundo y tercero, Robson tiró mejor, fue más efectivo en el golpeo, levantó la guardia y se movió bien por los laterales para evitar el ataque del joven capitalino, mucho más veloz sobre el encerado. Su triunfo fue un merecido 3-0.

El otro foráneo que guardó un oro en su maleta fue el dominicano Leonel de los Santos (52), calificado por la prensa como «el elegido de los jueces». Sin merecimiento alguno, el quisqueyano no solo ganó el pleito por el cetro por 2-1 ante el chino Jianguan Hu, sino que en cuartos de final y en semis, frente al argelino Mohamed Flissi y el venezolano Yoel Finol también fue favorecido por las decisiones de los árbitros.

Asimismo, el campeón mundial juvenil Javier Ibáñez (56) superó por 3-0 a Frank Zaldívar, en pelea de golpes tras golpes desde el mismo inicio. Ninguno quería ceder y el intercambio fue aplaudido por el público, que vio cómo Zaldívar ganaba el round inicial.

Mas Ibáñez se llamó a capítulo en el resto del combate y supo recuperar la autoestima y ese don que posee para atacar en constante movimiento, tirando diversos golpes y con gran promedio en los impactos sobre el rival. Los jueces lo apreciaron y le dieron cota de 3-0.

El público quedó con deseos de ver acciones en las divisiones superiores, en las que los locales Frank Sánchez (91) y Yohandy Toirac (+91) salieron airosos por las ausencias de los franceses Paul Omba y el campeón mundial Tony Yoka, ambos lesionados.

Restantes ganadores de oro

49 kg: Santiago Amador (CUB) venció a Damián Arce (CUB) por 2-1; 69 kg: Antonio Bisset (CUB) le ganó a Gabriel Maestre (VEN) por 3-0; 75 kg: Orley Iglesias (CUB) se impuso a Pedro Lima (BRA) por 3-0; 81 kg: Enmanuel Reyes superó a Michel Borges (BRA) por 2-1.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.