Viñales, entre el hacha y la mascota

Juventud Rebelde dialogó con el cátcher tunero Rafael Viñales, quien en la segunda etapa de la serie fue llamado para reforzar a los Toros de Camagüey

Autor:

Norland Rosendo

Cuando la Comisión Nacional anunció la sanción del cátcher tunero Yosvani Alarcón por su indisciplina en Matanzas, parecía abismal el hueco de los Leñadores tras el plato. Sin alegrarse, obviamente, por lo que le sucedió a su compañero, hubo alguien en el conjunto que dijo: «es mi hora».

Desde entonces, Viñales no es solo el nombre de uno de los más alucinantes paisajes de Cuba; también el apellido de un muchacho (Rafael) que saca «astillas» con el hacha (digo, con el bate) al hombro y va creciendo como receptor.

Tan bien jugó en la primera fase del torneo, que cuando su equipo se quedó a un paso de la segunda etapa, fue llamado para reforzar a los Toros de Camagüey, el mismo verdugo de los Leñadores en la serie de comodines.

Nacido en Managua, un pueblo del municipio de Manatí, hace 24 años, empezó —como casi todos los muchachos— jugando en los «pitenes» entre barrios. Lo vio un entrenador y lo encarriló por el sistema deportivo cubano. Poco a poco, se fue desarrollando; lo hizo bien en la categoría juvenil y hasta probó suerte en otros lares. Pero regresó a Cuba.

—¿Esperabas que te pidieran como refuerzo?

—Yo tenía la esperanza de que algún equipo se interesara en mí, porque había tenido buenos resultados pero francamente no pensé que fuera Camagüey. Lo mío es jugar, así que lo daré todo con ellos.

—Coincides en Las Tunas con Alarcón, uno de los mejores en la receptoría. Supongo que eso sea un gran reto para ti.

—Sí, es bastante difícil. Él es uno de los más grandes bateadores de Cuba en estos momentos y eso para un cátcher es más notable. En esa posición son pocos los que batean como Alarcón. Pero yo salgo a dar siempre lo mejor de mí, y voy a seguir haciéndolo bien.

—¿Has pensado qué sucederá en la próxima temporada cuando regrese al equipo?

—Hasta ahora no se ha hablado sobre eso. Para nadie es un secreto que él es el titular. Esperemos a ver cómo nos acomodamos, porque estoy seguro de que los dos vamos a jugar.

—¿Has entrenado en otras posiciones?

—He practicado en primera y los jardines, pero lo que más me gusta es la receptoría.

—¿Y no has valorado la posibilidad de cambiar de equipo?

—No pienso en eso. Quiero jugar siempre con Las Tunas, aunque tenga que hacerlo en otra posición. Ya los resultados dirán.

—Ganaste el derby de jonrones con batazos que recordaron a Miguel Cuevas, Orestes Kindelán, Romelio Martínez…

—Esos batazos no se buscan, salen, pero entreno para darlos, además del trabajo técnico, hago muchas pesas.

—¿Cuáles son tus ídolos?

—Desde muchacho siempre me gustó ver al santiaguero Rolando Meriño, era muy bueno y se destacaba a la ofensiva. También a Ariel Pestano, ese para mí ha sido el cátcher más grande que ha tenido la pelota cubana a la defensa, y con el bate daba sus buenos palos.

—Un receptor requiere de mucho tiempo para adquirir maestría deportiva…

—Sí, tarda bastante en formarse. Por eso trato de aprovechar al máximo los entrenamientos, les pongo interés y escucho todo lo que me aconsejan. Mi meta es mejorar un poquito todos los días.

Sancionado Victor Mesa

Una comunicación de la Dirección Nacional de Béisbol informa que el director del equipo de Matanzas, Víctor Mesa Martínez, ha sido inhabilitado a partir del 9 de noviembre por tres subseries (nueve juegos), tras asumir una conducta inapropiada en el último partido efectuado en el estadio Victoria de Girón entre Holguín y Matanzas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.