Entre ganchos, disciplina y renovación

El Torneo Nacional de Boxeo se inicia hoy en Santiago de Cuba con nuevo aire para el pugilismo cubano

Autor:

José Luis López

Al deportista de alto rendimiento le debe ser inherente, sin duda alguna, una estrecha fusión de talento y disciplina férrea. Pero la ausencia, fundamentalmente por razones disciplinarias, de seis anteriores monarcas, no creo que vaya en detrimento del Torneo Nacional de Boxeo que se inicia hoy en Santiago de Cuba y en el cual existen ahora, como creo que nunca antes, cuatro provincias capaces de adueñarse del cetro, incluido el monarca exponente Camagüey.

Solo hay que esperar para ver que nos depara este torneo, que una vez más, reunirá a campeones olímpicos y mundiales. Lo cierto es que ya en las calles anda el «dime que te diré» relacionado con la no presentación de varios púgiles de élite en el contexto doméstico y foráneo.

El público cubano siempre ha sido seguidor por excelencia del boxeo, que tanto brillo ha brindado y brinda allende los mares. Y como no queremos que se pierda este gusto, les propongo dejemos que sea el jefe de entrenadores de la selección nacional de boxeo, Rolando Acebal, quien ofrezca a JR los pormenores de este escabroso tema, máxime cuando enrola a varios púgiles de nivel mundial.

•Robeisy Ramírez (CFG, 56 kilogramos), bicampeón olímpico: «Nos pidió un período de tiempo en su provincia para resolver algunos problemas personales. El colectivo técnico se lo concedió, pero como no ha entrenado, no puede participar en el torneo. Todos esperamos que pueda reincorporarse más tarde al equipo nacional».

Robeisy Ramírez será uno de los ausentes según explicó el profesor Rolando Acebal.

•Lázaro Álvarez (PRI, 60), triple monarca del orbe. «Este año ha incurrido en varios problemas de disciplina que violan el reglamento de nuestra escuela nacional. Por tanto, le aplicamos una medida disciplinaria de seis meses fuera de la escuela, entrenando allá en su provincia, desde donde nos han llegado informaciones de que va asimilando bien esa amonestación».

•Yasnier Toledo (CMG, 64), multimedallista mundial: «El colectivo de entrenadores consideró que ya no es de interés estratégico de la selección nacional. Lleva muchos años boxeando y en los últimos, no ha colmado las expectativas en eventos internacionales».

•Leinier Peró (CMG, +91 kg): bicampeón panamericano: «Nos pidió causar baja del equipo. Sus resultados no se estaban correspondiendo con lo que de él esperábamos. En los últimos seis meses había recibido tres nocauts técnicos. Él es un atleta muy joven y tal vez con un período de descanso puede recuperase y retornar. Nunca le cerramos las puertas de la escuela nacional, máxime cuando en su división no tenemos ningún boxeador de calidad».

•Santiago Amador (MTZ, 49): «También nos pidió la baja. No se sentía con las mismas facultades».

Además de las explicaciones formuladas por Acebal, les comento que Frank Sánchez, vencedor de Erislandy Savón (91) en la final del 2015, abandonó luego la Isla.

El adiestrador guantanamero también aprovechó nuestro encuentro para recordarme algo que me había dicho en la zona mixta, al finalizar el torneo de boxeo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016: «Nuestro colectivo de entrenadores tiene dos objetivos bien claros para encarar el venidero cuatrienio olímpico, que culminará en la cita de Tokio 2020. Primero, mantener el orden disciplinario del equipo, tanto dentro como fuera del país, porque con eso comienza todo. Los boxeadores tienen que respetar a sus entrenadores y cumplir con lo que ellos determinan. Y segundo, meternos de lleno en la renovación, porque hay figuras que, por su edad, no llegarán en buena forma a la justa japonesa.

«Y como ves, ya estamos dando los primeros pasos. Pero te digo más. Después que finalice el Playa Girón, estoy seguro de que seguiremos renovando el equipo, porque en provincias existen jóvenes muy talentosos capaces de hacer el grado para los venideros Juegos Olímpicos».

Escabrosa misión para Camagüey

Entonces, dadas estas seis notables ausencias, Camagüey deberá hacer de tripas corazón para mantener el cetro por provincias en esta justa en lares santiagueros.

Les propongo un breve pronóstico precontienda, con el cual espero estén de acuerdo… y si no, luego me dan sus criterios.

Pese a perder a Toledo y Peró, los agramontinos tienen aún dos títulos casi seguros en los puños del monarca olímpico y tricampeón mundial Julio César, «el Doctor», La Cruz (81), y el titular del orbe Johanys Argilagos (49), quien tendrá como principal rival a su coterráneo Damián Arce, un púgil muy fuerte, que viene subiendo como la espuma.

Mientras, La Habana será la que sacará mayor provecho de la situación, pues el cetro que debía corresponder a Lázaro Álvarez en los ligeros, debe caer ahora en manos de Armandito Martínez. En tanto, el superpesado Yoandri Toirac podría salir airoso, siempre cuidándose del santiaguero José Ángel Larduet, a quien noqueó hace dos meses en la final de la Serie Nacional de Boxeo.

«Yo vengo del entrenamiento en provincia, y como viste, no estoy en plenas condiciones. Pero ya me reincorporaron al equipo nacional. Te aseguro que pronto habrá revancha», nos comentó Larduet en aquella ocasión, en la sala vueltabajera 19 de Noviembre.

Pero hay más. Con un par de cetros también deben emerger el favorito cuadro de Guantánamo… y Matanzas.

Los chicos de la tierra del Guaso tienen opciones con los puños del monarca olímpico y mundial Arlen López (75) y del veterano Erislandy Savón (91).

Entretanto, los yumurinos apuestan a los ganchos del ligero wélter Andy Cruz y del pluma Javier Ibáñez, quien está en condiciones de ceñirse el fajín que quedaría sin defensa por la ausencia de Robeisy.

En «mi» pronóstico, le concedo el cetro en los moscas al espirituano y bronce mundial Yosbany Veitía, y al monarca olímpico pinareño Roniel Iglesias en los welters.

Como se aprecia, les expongo que se deben repartir ocho títulos entre cuatro provincias. De ocurrir así, entonces serán vitales los puntos que pueda tributar cada uno de los restantes púgiles en tránsito hacia una ubicación decorosa en el medallero.

Festín en 64 y 69 kilogramos

La presencia del matancero Andy Cruz, junto al camagüeyano Kevin Brown y el guantanamero Jorge, «el Güije», Moirán, hacen de la división ligero wélter una de las que más posibilidades tiene para levantar al graderío. Es cierto que todos se conocen bien porque entrenan juntos en la Finca del Wajay, pero algo se va a inventar cada uno para luchar, definitivamente, por el espacio dejado por Toledo. Y el inicio de la VII Serie Mundial está bien cercano.

El jovencito Andy Cruz (derecha) es uno de los candidatos al cetro en la división ligero wélter.

Mientras, en los 69 kilogramos, Roniel deberá hilar fino ante los santiagueros Arisnoides Despaigne y Antonio Bicet, sobre todo porque este último sigue demostrando que ha tomado un «segundo aire» en su carrera y viene dispuesto a que cuenten con él. El público local los apoyará a ambos y eso casi siempre trae buenos dividendos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.