Cuando Cuba es meca continental

Un total de 78 de los mejores jugadores de bádminton de América se darán cita desde hoy en La Habana

Autor:

Javier Rodríguez Perera

Una de las principales razones que propiciaron que Cuba fuera anfitriona por primera vez de un Campeonato Panamericano de bádminton para mayores, pues en 1994 y en 2000 fue sede de los certámenes  continentales categoría junior, descansó en la capacidad organizativa a corto plazo que tiene la Isla, además de la celebración ininterrumpida desde el primer año de este milenio del Torneo Internacional Giraldilla de La Habana.

A partir de hoy y hasta el próximo domingo, la capitalina Ciudad Deportiva presenciará por segundo mes consecutivo una «lluvia» de volantes, con el inicio de una nueva edición de la justa continental, la cual tendrá participación en las cinco modalidades. En total serán 78 atletas de diez países, tras la decisión de no intervenir de Colombia, siendo Canadá, con 15 exponentes, la nación con más visitantes.

El evidente nivel cualitativo de la lid se constata con la asistencia de varios jugadores con experiencia bajo los cinco aros, entre los que se encuentran el brasileño Ygor Coelho, la canadiense Michelle Li y el habanero Osleni Guerrero, quien lidera el grupo de nueve concursantes que presentará Cuba, con presencia además de Tahimara Oropeza, Adriana Artiz, Ángel Herrera, Leodannis Martínez, Yeily Ortiz, Thalía Mengana, Ernesto Reyes y Lázaro Madera.

El comisionado nacional de la disciplina, Alexis Ramírez, declaró a JR que «este evento reunirá prácticamente a lo que más brilla en nuestro continente en ambos sexos, por lo que somos conscientes de que será casi imposible para nuestra comitiva lograr una actuación similar a la del pasado Torneo Internacional Giraldilla. No obstante, tenemos a Osleni como bandera e incluso pensamos que él pueda incluirse en el podio de premiaciones del torneo individual y en el doble masculino luchar por un puesto decoroso junto a Leodannis.

«Para el resto de los atletas de casa la estrategia es avanzar todo lo que sea posible en el organigrama, pues una de las atracciones principales de la justa es que puntea muy alto, 5 000 unidades, igual que un Grand Prix, y eso hay que aprovecharlo, porque necesitamos tener, al menos, un representante en cada modalidad lo mejor ranqueado posible, pues eso nos ofrecerá la posibilidad de clasificación para los Juegos Centroamericanos y del Caribe del próximo año en Colombia».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.