Un Monte virtuoso

Se ha ido un campeón del periodismo deportivo cubano. Nadie corría mejor que Montesinos sobre el teclado a la hora de escribir sobre deporte

Autor:

Norland Rosendo

Se ha ido un campeón del periodismo deportivo cubano. Nadie corría mejor que Montesinos sobre el teclado a la hora de escribir sobre atletismo; y sus canastas, limpias y elegantes, caían en las páginas de Granma con un sello inconfundible al abordar el baloncesto.

José Enrique Montesinos Delvaty, el periodista, el profesor, el compilador de los Juegos Centroamericanos y del Caribe y de los Juegos Panamericanos, el amigo, falleció ayer, a la edad de 69 años, en París, víctima de un trombo embolismo pulmonar.

«El Monte», como le decían, venía de regreso de Corea del Sur, donde había participado en un congreso de la Asociación Internacional de la Prensa Deportiva (AIPS, por sus siglas en inglés) por su condición de vicepresidente de esa entidad para América.

Era el presidente del Círculo de Cronistas Deportivos cubanos, un incansable estratega para aglutinar al gremio.

Recuerdo que en los Juegos Panamericanos de Toronto en 2015, colegas de otras naciones me preguntaban: «cubano, ¿Montesinos no vino?, ¿mandó libros?». Y los veteranos en ese tipo de coberturas me decían: «siempre es así. Todos quieren sus compendios».

Montesinos llegó a ser considerado por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAFF) como uno de los cinco mejores periodistas del mundo en ese deporte y mereció el premio de periodismo Jorge Enrique Mendoza, de la UPEC.

Pero su mejor medalla, su oro inmortal, fue que tanta gente lo quisiera. Era el premio a su talento, su profesionalidad, su nobleza. Lleguen a sus familiares y amigos las condolencias de los colegas de JR.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.