Belleza, dinero y... ¿celda?

El crack luso del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, está propenso a una investigación de la Agencia Tributaria Española (ATE), que indaga sobre sus contratos de derechos de imagen

Autores:

José Luis López
Eduardo Grenier Rodríguez

Ay, ay, ay. ¿A dónde iremos a parar? Como si las disputas de sus seguidores por las gambetas en las canchas no fuesen «suficientes», ahora el crack luso del Real Madrid, Cristiano Ronaldo (CR7), está propenso a una investigación de la Agencia Tributaria Española (ATE), que indaga sobre sus contratos de derechos de imagen. Y recuérdese que el año pasado su «rival» del Barcelona, Lionel Messi, fue acusado por evadir el fisco. Y los hinchas están que arden.

Los principales órganos de prensa españoles se hicieron eco de la denuncia impuesta contra el actual ganador del Premio The Best, quien no tributó una parte sustancial de sus abultados ingresos por la comercialización de su cuerpo.

La cifra divulgada por los medios de prensa es de casi 15 millones de euros, defraudados por CR7 entre 2011 y 2014, aunque según trascendió, ese último año pagó a Hacienda cerca de seis millones.

Aún el caso no ha encontrado definición, y la Fiscalía será la encargada de decidir si zanja la situación con el pago de los casi 15 millones requeridos al jugador y la multa correspondiente, o si acusa a Cristiano por fraude fiscal, lo cual podría terminar con el astro luso tras las rejas.

En cuanto a Messi, la ATE descubrió que el delantero argentino no era hábil tan solo sobre la cancha. Se ha difundido que la Pulga diseñó una red de socios para ocultar parte de sus ingresos por derechos de imagen —¿igual que CR7?— y así pagar menos impuestos. Su caso se agravó cuando, según la Agencia, un día después de ser descubierto, Messi y su padre crearon una sociedad en Panamá para «seguir facturando a espaldas de Hacienda». Recuérdese que el año pasado, la Audiencia de Barcelona lo condenó a 21 meses de cárcel por defraudar 4,1 millones a Hacienda durante 2007, 2008 y 2009.

Pero hay más. En un caso muy diferente a los anteriores, la Agencia Tributaria acusó al delantero Neymar y a su equipo Barcelona, por estafa y corrupción entre particulares en el fichaje del delantero. Según trascendió, el inicio fue una querella presentada por el fondo de inversiones brasileño DIS, en junio de 2015.

Según las mismas fuentes periodísticas, cuando se citó a Messi para el inicio de la investigación, el crack no se presentó y envió a su padre, tal y como confirma la sentencia. Mientras que CR7 sí acudió al fisco para regularizar su situación antes de ser investigado. Pero evidentemente, dejó algún cabo suelto. Y deberá responder. Entonces, ¿quién tiene «mejor imagen»?

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.