Culto a Nairobi

Cuando queda la jornada conclusiva y la Isla tiene posibilidades bien reales de sumar otro oro en el Campeonato Mundial de Atletismo para cadetes

Autor:

Javier Rodríguez Perera

El Centro Deportivo Internacional Moi, en la capital keniana, Nairobi, es desde ya un lugar de culto para la comitiva cubana que interviene en el que se anuncia último Campeonato Mundial de Atletismo para cadetes. Cuando queda la jornada conclusiva y la Isla tiene posibilidades bien reales de sumar otro oro, lo cierto es que con 13 representantes se ha logrado la mejor actuación histórica para nuestro país en certámenes de esta categoría, superando las tres diademas, dos platas e igual cantidad de bronces obtenidos hace 12 años en Marrakech, Marruecos.

Los cubanos, tras el logro de una corona, un subtítulo y un metal bronceado alcanzados ayer, se han colado en la segunda posición del medallero, gracias a un total de siete preseas, repartidas en cuatro cetros, dos platas y un tercer puesto, uno menos que los punteros sudafricanos.

Entre las últimas contribuyentes al botín antillano estuvieron las martillistas Amanda Almendáriz y Yaritza Martínez, dueñas por ese orden del título y del segundo puesto. La yumurina Almendáriz capitalizó el disparo de su vida con 71,12 metros, logrado en su segunda oportunidad y que la sitúa como puntera este año del escalafón mundial de su prueba entre los cadetes, además de mejorar en casi tres metros su anterior marca personal.

A la espalda de la matancera quedó la mayabequense Martínez, quien antes de la final aparecía como la reina del ranking del orbe. La medalla de plata la alcanzó con 69,75 metros, el segundo mejor envío de su vida, consumado igualmente en el segundo chance. Antes de esas sendas preseas, la habanera Yunaika Crawford fue plateada en Bydgoszcz, Polonia, en 1999, con registro de 57,56 metros, en un momento en el que el implemento pesaba cuatro kilogramos, uno más que ahora.

Por su parte, de las piernas de la triplista Zulia Hernández resultó la primera medalla de bronce de la delegación cubana, al brincar 13,29 metros en el primer intento, que constituye marca personal y séptimo mejor brinco de la temporada. Fue la sexta presea que obtiene Cuba en esta prueba en la historia de los certámenes universales de la categoría, pues antes consiguieron dos coronas, un segundo escaño y par de bronces.

A lo más alto del podio escaló la china Qiujiao Tan, con 13,64 metros, escoltada por la búlgara Aleksandra Nacheva, autora de una marca de diez centímetros menos.

El último cubano en competir este sábado en la nación africana fue el discóbolo Ányel Álvarez, quien culminó quinto, con lanzamiento de 57,93 metros, en una prueba dominada por el chileno Claudio Romero (64,33 metros).

Hoy, en el último día de competencia, saldrán en la final de la jabalina la favorita santiaguera Marisleisys Duarthe y Melissa Hernández.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.