Bruzón brilló en las Estrellas Mundiales

Desde la lejana ciudad de Anzali, en Irán, el ajedrez cubano estampó su sello con un destacado desempeño de la segunda figura de casa, el tunero Lázaro Bruzón

Autor:

Javier Rodríguez Perera

Desde la lejana ciudad de Anzali, en Irán, el ajedrez cubano estampó su sello con un destacado desempeño de la segunda figura de casa, el tunero Lázaro Bruzón (2653), quien fue el motor impulsor en la victoria de su equipo Estrellas Mundiales ante un elenco local, 25 unidades por 24, en la segunda versión de la justa internacional Copa de Estrellas, que tuvo su estreno el pasado año.

El cubano ocupó la cuarta mesa de un plantel comandado por el georgiano Baadur Jobava (2714), el holandés Loek Van Wely (2675) y el letón Alexei Shirov (2656), y completado por el azerí Eltaj Safarli (2641), el holandés Ivan Sokolov (2626) y el chino Yang Weng (2617).

Pero fue desde la trinchera que suponía el cuarto tablero, que Bruzón haló a su conjunto, al totalizar siete encuentros, con dos triunfos, cinco empates y ningún fracaso, que le tributaron 4,5 puntos, medio más que Loek y Shirov. Además de ser el máximo acumulador de los campeones, el antillano fue el único que no permitió que su rey fuera derribado.

Este desafío por el Sistema Scheveningen a siete tableros, curiosamente, no reportó ganancias para los coeficientes Elo de ninguno de los miembros del equipo titular, siendo Bruzón el que menos unidades perdió, con 2,2.

Mientras, en la modalidad Blitz el triunfo de las Estrellas Mundiales fue logrado con más tranquilidad, y a diferencia del éxito por un punto en la clásica, derrotaron 27-22 a sus adversarios.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.