Las llamas en la prueba de fuego de Fournier  

Ondrej Synek es uno de los cinco rivales que buscará vencer el guantanamero Ángel Fournier hoy en la jornada conclusiva del Campeonato Mundial de remo

Autor:

Javier Rodríguez Perera

 

 

Cuatro años y un poquito han quedado atrás desde que el singlista guantanamero Ángel Fournier, en aquel entonces con 25 almanaques, lograra la primera medalla para su país en campeonatos mundiales de remo, al quedar a tres segundos del campeón checo Ondrej Synek y asegurar la presea plateada en el lago Tangeum de la ciudad sudcoreana de Chungju. Al año siguiente, Cuba, de no tener nunca un metal en estas lides, percibió su segundo, nuevamente gracias a las remadas de Fournier, quien cruzó tercero en el holandés canal de remo Bosbaan.

Allí, en tierra de tulipanes, de nuevo Synek se erigió como el mejor exponente universal de la prueba reina de este deporte, el single scull, y es uno de los cinco rivales que buscará vencer el guantanamero hoy en la jornada conclusiva del Campeonato Mundial, que inició hace una semana en el territorio estadounidense de Sarasota, con la asistencia de 69 países de los cinco continentes.

Synek pronto cumplirá 35 años, y si le dedicamos un vistazo a su palmarés nos quedaríamos boquiabiertos por la vasta cosecha de grandes resultados que ha tenido. Ha estado presente en los podios de los últimos tres juegos olímpicos, con dos segundos puestos y un bronce, y si al europeo le da por colgarse todas las medallas ganadas en certámenes del orbe podría sufrir su cuello una «grave rotura», pues acumula diez, de ellas cuatro doradas.

A la final de hoy también clasificó el neozelandés Robert Manson, «Robbie», como es más conocido el remero de 27 años. Este nada más tiene en grandes torneos un bronce mundial en Aiguebelette 2015, pero esta temporada ha ganado dos de las fases de la Copa del Mundo —siendo en ambas el verdugo de Fournier—, y en la segunda, en Poznan, Polonia, lo hizo con el mejor tiempo del orbe, 6:30.740 minutos, que de por sí es una credencial intimidatoria.

Por el carril dos bogará el croata Damir Martin, de 29 años, y actual subcampeón olímpico en Río de Janeiro e igualmente sublíder en el Campeonato Europeo de Racice 2017. Sus principales rendimientos han sido como integrante del cuatro par abierto (M4x) de su país.

Mientras que el alemán Tim Ole Naske, el más joven de la regata final, con 21 años, no cuenta con medallas  en la categoría absoluta y sí se ha incluido en alguna que otra final de competencias importantes. Sin embargo, se ha proclamado cuatro veces campeón en justas universales sub-23 y juveniles, por lo que tal vez se embulla y da su primer golpe al máximo nivel.

Sin dudas, el título de «eléctrico», que generalmente encuentra dueño en cualquier evento deportivo, lo posee el británico de 23 años Thomas Barras, alguien que ha incursionado en diferentes pruebas y no ha conquistado presea alguna en eventos significativos en el single scull. A su favor decir que fue el artífice del mejor tiempo en las semifinales en Sarasota.

Así es como lucirá hoy, a las 11:27 a.m. hora de Cuba, el canal de remo del Parque Nathan Benderson, en el que el cubano largará por el carril cinco. Recuerden que Fournier en semifinales logró la cuarta mejor marca y fue segundo de su heat, detrás de Synek, y el mejor tiempo en las tres regatas que ha realizado lo fijó en cuartos de final, con 6:49.300 minutos. El alumno de Joan Manuel Paula buscará romper la sequía de dos años sin medallas en justas universales, veremos si lo logra.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.