Tensiones azules

Las Tunas, Matanzas y Granma ocupan los puestos de la vanguardia, mientras Industriales mantiene cómoda ventaja sobre Artemisa y Pinar del Río

 

Autor:

Norland Rosendo

CINCO juegos de ventaja todavía no es una diferencia definitiva, pero revertirla tampoco resulta cuestión de «pega un ojo que te cojo». Aún así, es lógico que en las calles de La Habana y en otras tantas de Cuba se hable de Azules «desteñidos» o de Leones afónicos. Hacía mucho tiempo, yo al menos no recuerdo un precedente, que Industriales no perdía cinco subseries seguidas.

Del primer lugar en que terminaron durante la ronda inicial del campeonato han pasado al cuarto, luego del peor saldo de los seis equipos en el segundo tramo: 3-11, y alojados ahí cumplen el propósito que no lograron ocho elencos en la temporada y que probablemente tampoco materialicen Artemisa y Pinar del Río.

Si concluyen, aunque fuera tambaleantes, en ese puesto, habrá postemporada en el Latino y todo será «borrón y juego nuevo», con tres refuerzos adicionales incluidos. Víctor Mesa dice que no está alarmado. Todavía no. Lo salva la ventaja acumulada en la ronda anterior y que los Vegueros y Cazadores también pierden más de lo que ganan en el segundo segmento de la temporada.

Pero en las gradas sí se dicen cosas fuertes. Muy fuertes. La afición es severísima, y la de La Habana se excede. Obvio, nadie quiere perder. Víctor, que conste, tampoco.

Sin Frank Camilo Morejón el juego es otro, nadie lo suple por ahora en la capital. Él es más que un «coge pelotas» detrás de home: inspira, hala, ayuda, piensa… Su vacío es abismal. En las gradas lo saben también. Y los contrarios aprovechan su ausencia para no pensarlo dos veces a la hora de soltar los corredores.

Sin embargo, todo no es «culpa» de Frank Camilo. Los pitchers abridores han ganado dos duelos y han perdido nueve (sin contar el de anoche), su efectividad y la relación de ponches/bases por bolas son del otro mundo (del que nadie quiere imitar): 7.02 y 23/39, respectivamente. El bull- pen tampoco está para elogios. Un triunfo, dos reveses y un juego salvado, con PCL de 4.76 y 37K/35BB.

Al bate, solo los Vegueros de Lazo tienen números más pálidos. De aquel ataque rugiente en la ronda preliminar queda solo el aporte al promedio entre ambas fases. Ahora la línea colectiva (AVE/OBP/SLUG) es de .242/ .305/.328, con apenas 48 carreras anotadas, 39 boletos recibidos (a los que menos han transferido) y 62 ponchados.

A los Leones los han dejado atrás en el ordenamiento las selecciones de Las Tunas, Matanzas y Granma, el trío que, a mi entender, estará con ellos en la postemporada.

Queda un buen tramo aún. Pinar del Río y Artemisa tienen potencialidades para alcanzar velocidades inusitadas con las que dejar en la cuneta a los Azules, y estos, como van las cosas, con un triunfo por subserie deben estar en los play off.

Nota: Para este trabajo no se tuvieron en cuenta los resultados de anoche

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.