Alan García da vía libre a la mano dura en Perú

Ante las protestas contra el resultado de las elecciones regionales el presidente peruano ordenó a la policía reprimir

Autor:

Juventud Rebelde

Alan García dispuesto a reprimir protestas contra resultados de elecciones regionales. Foto: Reuters

LIMA, noviembre 22.— El presidente peruano, Alan García, ordenó a la policía reprimir, de ser preciso con el uso de las armas, las persistentes protestas contra los resultados de las elecciones del domingo último en numerosos municipios.

«Ya es suficiente la fiesta del desorden», declaró el mandatario tras felicitar al conservador alcalde de esta capital, Luis Castañeda, por su reelección.

«Le pido al Ministerio del Interior y a la Policía Nacional que ejerzan con absoluta severidad su capacidad de disposición y, si es necesario, el uso de sus armas; el país necesita orden y disciplina», manifestó el mandatario, según PL.

Las directrices de García salen al paso a protestas protagonizadas en unos seis municipios en rechazo a los resultados de las elecciones regionales del pasado domingo, que algunos analistas calificaron como derrota del gubernamental Partido Aprista. Otros resaltaron la emergencia de candidatos independientes en las localidades, lo que dibujó un nuevo mapa político nacional.

El periódico El Comercio describió bloqueos de vías y quema de neumáticos, incendio de papeletas electorales, marchas y ataques a prefecturas, al dar cuenta de las modalidades de las protestas en cada lugar. PL identificó, como el más grave incidente, la muerte de un soldado encargado de custodiar las urnas, que cayó a un abismo mientras huía de una multitud de manifestantes en la región de Ancash.

Al parecer, uno de los motivos principales del descontento en esos lugares ha sido la presencia de los llamados «golondrinos»: votantes que ejercieron el sufragio en municipalidades ajenas para beneficiar a determinado candidato.

Sin embargo, este martes, el presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Enrique Mendoza, descartó la convocatoria a nuevas votaciones en los sitios donde hay reclamos, afirmó que el órgano no aceptará presiones y exigió también que se identifique y encarcele a los autores.

García, por su parte, declaró que es obligación del gobierno restablecer de inmediato el orden.

Del otro extremo, su principal oponente en los comicios presidenciales y titular del Partido Nacionalista, Ollanta Humala, afirmó que su agrupación no tiene relación alguna con los incidentes y, en declaraciones a una radio local, llamó a los líderes regionales ganadores del domingo pasado a conformar juntos una plataforma alternativa de poder que cuestione el modelo neoliberal, citó PL.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.