Permanecerán militares norteamericanos en Iraq

Autor:

Juventud Rebelde

Bush afirmó que las tropas de ocupación se reducirían solo cuando la situación allí mejore. Las tropas británicas salen de Basora

BASE AÉREA DE AL-ASAD, Iraq, septiembre 3.— Durante una sorpresiva visita a esta base en territorio iraquí el mandatario estadounidense George W. Bush reiteró que sus tropas permanecerán en ese país que ocupan, y aseguró que solo serían reducidas cuando la situación mejore.

«Cuando empecemos a disminuir nuestras tropas será desde una posición de fuerza y éxito, no desde una de debilidad y temor», puntualizó y agregó que la decisión estará basada en la evaluación de los mandos militares, «no en la reacción nerviosa de los políticos de Washington para obtener resultados en los medios de comunicación», rechazando así las presiones del Congreso, informó PL.

«Las tropas estadounidenses ayudaron a mejorar la seguridad en esta nación y ahora deben tener lugar progresos económicos y políticos», dijo, mientras exigía avances por parte del gobierno de Nuri al Maliki, a quien respaldó recientemente ante las críticas de quienes lo acusan de incompetente por la ingobernabilidad y el caos que reina en Iraq.

Según DPA Bush reconoció que el ritmo de «los progresos es frustrante para el pueblo estadounidense y para el pueblo iraquí».

Bush visitó esa base militar estadounidense, ubicada en el oeste de Iraq, para reunirse con con la cúpula militar de sus fuerzas. Le acompañaron la secretaria de Estado, Condoleezza Rice; el secretario de Defensa, Robert Gates; y el consejero de Seguridad Nacional, Stephen Hadley.

El próximo 15 de septiembre, el embajador Ryan Crocker, y el comandante de las tropas, general David Petraeus, acudirán al Congreso en Washington para informar sobre los supuestos avances de la situación y los resultados del reciente aumento de tropas.

Bush aseguró que Crocker y Petraeus le indicaron que si continúa el «éxito» que se está registrando en la provincia de Anbar, «será posible mantener el mismo nivel de seguridad con menos fuerzas estadounidenses».

El mando militar de Estados Unidos, por su parte, informó que el domingo uno de sus soldados perdió la vida en un atentado con bomba cerca de Bagdad, mientras que otros tres resultaron heridos. Ya son más de 3 700 los soldados estadounidenses que han muerto en Iraq.

Retiran tropas británicas de Basora 

Mientras, en Londres, el primer ministro de Gran Bretaña, Gordon Brown, aseguró que el repliegue de los últimos 500 soldados británicos de la ciudad iraquí de Basora estaba «planeado y organizado» y no significa una «derrota».

Según la agencia alemana DPA, los 5 500 soldados británicos, que ahora están todos destacados en la base situada junta al aeropuerto de Basora, en el extremo sur de Iraq, conservan su capacidad de intervenir en esa ciudad, explicó Brown en una entrevista concedida a la cadena BBC.

Previamente, medios militares estadounidenses habían expresado la opinión de que los británicos se habían «rendido» en Iraq, lo que reafirma la existencia de conflictos por debajo del tapete entre ambas potencias.

El fin de semana, el general británico Tim Cross calificó la operación en Iraq de «fatalmente equivocada», y unos días antes, el general Sir Mike Jackson, quien fue jefe del ejército en 2003, afirmó que el enfoque estadounidense revela una «bancarrota intelectual».

El primer ministro, Gordon Brown, subrayó que Gran Bretaña seguirá cumpliendo sus «obligaciones con el pueblo iraquí y la comunidad internacional».

Por su parte, el comandante supremo de las tropas iraquíes en Basora, Mohan al Fireyi, confirmó que estas han asumido el «control» de la base militar instalada en el palacio de Basora: «Les hemos dicho a aquellos (milicianos) que luchan contra los soldados británicos que ahora hay fuerzas iraquíes en el palacio».

En los últimos meses se han incrementado los ataques con bombas y misiles contra las tropas británicas en Basora, donde tan solo a partir de mayo han sido abatidos por la resistencia 22 soldados del Reino Unido. Quizá el temor de cosechar más bajas haya influido en la decisión de Downing Street número 10 (la sede del ejecutivo inglés).

Con la retirada del palacio de Basora terminan más de cuatro años de presencia militar británica en zonas urbanas iraquíes, señaló la BBC.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.