Falleció Michael Jackson, adiós al Rey

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
25 de Junio del 2009 21:23:00 CDT

Cientos de seguidores se agrupan a las puertas del Hospital de la Universidad de California para despedirse de uno de los íconos de la cultura pop

Michael Jackson, el controvertido “Rey” de la música pop, murió a los 50 años al sufrir un paro cardíaco en su casa de la ciudad de Los Ángeles, justo cuando preparaba su regreso a los escenarios con una gira de conciertos en Inglaterra.

De acuerdo con distintos despachos de prensas, un equipo fue llamado a la casa del artista en el barrio de Bel Air e intentó reanimarlo sin éxito. Llegó al Hospital de la Universidad de California en estado de coma profundo y poco después el forense de la ciudad, Fred Corral, confirmó la muerte.

El deceso de Jackson causó consternación en el mundo del arte y en miles de seguidores, quienes esperaban la reaparición del cantante luego de una serie de eventos que lo mantuvieron a discreción de las escenas públicas, como acusaciones por acoso sexual a diversos niños.

Esos últimos episodios forman parte de una historia intensa, en la que sin duda las canciones, las actuaciones y las formas de concebir el espectáculo por parte de este cantante negro marcaron la década de 1980.

El calibre de su figura se compara hoy las celebridades como Frank Sinatra, Bing Crosby y Elvis Presley. Nacido en 29 de agosto de 1958 en un barrio pobre del poblado de Gary, en el estado de Indiana, Michael Jackson inició su vida de cantante a los seis años, en compañía de sus hermanos Jackie, Tito, Jermaine, Marlon. Los cinco integraron el grupo los Jackson Five, y el Michael –el menor de todos- fue el vocalista y la figura que emblematizó el conjunto.

Michael Jackson, rey del pop. En 1972 inició su carrera en solitario. Diez años más tarde, su disco Thriller alcanzaba las 21 millones de copias vendidas en los Estados Unidos; pero además de la forma de cantar, el artista marcaba una época con su coreografía. En 1983, en actuación para la cadena norteamericana NBC, Jackson le mostraba al mundo el “moonwalk”, su paso de baile insignia en el que se desliza hacía atrás con la punta de sus pies.

Su era dorada coincidía con la aparición de los videos y la aparición de fenómenos como MTV, la cadena de televisión que transmitía videos de forma continúa.

La fama y el éxito comercial traerían aparejada una estela de extravagancias y tropiezos. Al mismo tiempo que se convertía en un ídolo de la cultura pop, iniciaba intentos forzados por blanquearse la piel y el rostro en una serie de operaciones quirúrgicas. La gran prensa del espectáculo promovió las cirugías como las posibilidades financieras del artista como una forma de ocultar lo que en verdad era: una de las expresiones del rascismo enraizado en la cultura estadounidense.

Luego aparecieron las acusaciones por abuso sexual en niños. En 1993 un niño de 13 años lo acusó por acosos sexuales. Fue el primer hecho en una saga que dañó su imagen y lo llevaron por los tribunales. El último, ocurrido en el 2005, lo sacó por completo de los escenarios a los que pensaba regresar el próximo 13 de julio en Londres.

Para muchos expertos, Michael Jackson fue una víctima de su propia gloria. Al morir tenía tres hijos: Michael Joseph Jackson Jr., Paris Michael Katherine Jackson y Prince "Blanket" Michael Jackson II.

del autor

en esta sección