Independencia, libertad y justicia: compromiso bicentenario

En la Asamblea Nacional de Venezuela se juramentó la lucha necesaria para este continente

Autor:

Juana Carrasco Martín

CARACAS.— Solemne es la sesión de la Asamblea Nacional que preside Cilia Flores, escoltada por Hugo Chávez Frías y Cristina Fernández, luego que hicieran entrada en el hemiciclo los mandatarios de los países integrantes del ALBA. El secretario informa que es con motivo de cumplirse los 200 años de que el pueblo diera inicio a su gesta independentista.

Hay saludos, bienvenidas, solidaridad y abrazos para cada uno de los presidentes y primeros ministros. Grandes aplausos para Evo Morales y para Raúl. «Por supuesto que saludamos y nuestra solidaridad al Comandante Fidel Castro y al pueblo de Cuba, ¡Que viva Fidel!”

Igual recibimiento para Daniel Ortega, y se escuchan los gritos de Sandino vive, la lucha sigue. Y los saludos llegan para Ralph Gonsalves, Winston Baldwin Spencer, Roosevelt Skerrit, Rafael Correa.

Una delegación del movimiento por la paz de Colombia también está en la sala del Palacio situado en el centro de Caracas, la que Martí llamara “cuna de América”, y en este 19 de abril Bicentenario la historia está demostrando nuevamente esa previsora visión del hombre de Nuestra América.

La conmemoración de los 200 años es por todo lo alto en la Venezuela Bolivariana, que los sabe hito en una lucha que continúa por la alegría y la dignidad del pueblo que ha conquistado soberanía en 10 años de gobierno revolucionario, y por todos los latinoamericanos y caribeños, para quienes Chávez ha creado un gentilicio martiano: nuestroamericanos.

Independencia, libertad y justicia social es el compromiso hecho en este salón, donde el historiador Pedro Calzadilla hizo una reseña analítica de ese ciclo de 200 años y de las causas unificadoras de la obra heroica de Simón Bolívar en busca de la libertad común, y también de los males comunes que impidieron entonces el equilibrio del mundo en estas latitudes continentales.

Una de las primeras acciones de la Junta de Caracas, rebelada aquel jueves santo 19 de abril de 1810, fue enviar el convite a otras colonias de España. Y el ejemplo tuvo repercusión inmediata en Río de la Plata, Bogotá y Chile, desde el norte y desde el sur marcharon los ejércitos de pueblos nuevos, y se dio el abrazo de los dos libertadores, Bolívar y San Martín en Guayaquil, dos avances triunfales contra el imperio de entonces. En aquel abril caraqueño fueron los primeros pasos hacia la libertad. Todavía estamos en el camino.

La presidenta Cristina Fernández hace uso de la palabra –sin importar cuánto la contrarrevolución de acá, la que se dice oposición, ha denostado contra ella, de forma irrespetuosa-, y lo hace con ese ímpetu que le caracteriza. Faltan pocos días también para el 25 de mayo de 1810, el Bicentenario argentino, que Buenos Aires conmemorará como el de Venezuela, como festejo de la memoria.

Habla de las ideas y de su ejecución, cuando solo entonces se transforman –dice- en política, y de los valores universales de la libertad y la igualdad.

Aseguró que el primer centenario encontró a los argentinos en una situación muy diferente a la actual, las ideas de los fundadores habían quedado muy lejos de la práctica y luego se fue entronizando el rechazo económico más profundo que se conozca y el desarrollo de la política de seguridad hemisférica.

Este segundo centenario llega en otra coyuntura, cuando los hombres y mujeres de la América del Sur, tienen que elaborar ideas propias en materia económica, en materia política y en la interpretación de la historia. Y ante la necesidad de crear la unidad de la región, que –afirmó la presidenta argentina- “no debe llevar a pensar que todos debemos ser iguales”, sino a aceptar diversidades e identidades, hay nuevos desafíos, y se está gestando un nuevo orden internacional.

Lo que define la libertad de los pueblos es el valor y el coraje que tengan sus ciudadanos para defender los sagrados derechos de la libertad y de la igualdad, afirmó la Presidenta argentina, y por eso saludó el coraje y el valor de los hombres y mujeres del 19 de abril de 1810 y el coraje y el valor de los hombres y mujeres de este 19 de abril de 2010.

La IX Cumbre del ALBA, extraordinaria, espera en el Teatro Teresa Carreño…

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.