Califica Irán de políticamente viciado informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica

Un funcionario iraní señaló que el reporte de la AIEA una vez más confirmó que en sus actividades Teherán no desvía material para armas nucleares, pero se centró en temas no técnicos y estuvo politizado

Autor:

Juventud Rebelde

TEHERÁN, septiembre 7.— El Gobierno de Irán criticó este martes en duros términos un reciente informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) sobre su programa nuclear, y lo consideró políticamente viciado, selectivo y carente de justificación legal.

En conferencia de prensa, el portavoz de la Cancillería iraní, Ramin Mehmanparast, manifestó que la AIEA debe mantener su dignidad técnica definida dentro del marco del Tratado de No Proliferación (TNP) nuclear. Faltaría a su obligación legal si aborda asuntos políticos y acepta presiones externas, señaló Mehmanparast, según PL.

El funcionario iraní señaló que el reporte de la AIEA una vez más confirmó que en sus actividades Teherán no desvía material para armas nucleares, pero también se centró en temas no técnicos y en cierta medida estuvo politizado.

La República Islámica, añadió el vocero de la Cancillería, esperaba que el informe en cuestión se enfocara solo en asuntos técnicos relativos a potenciales violaciones del TNP, al margen de presiones políticas.

En su reporte, según trascendió, la AIEA asevera que Irán habría producido hasta ahora unos 2 800 kilos de uranio poco enriquecido —mil kilos más que en noviembre pasado—, cantidad que los expertos consideran suficiente para fabricar entre dos y tres bombas nucleares, apuntó Notimex.

Igualmente, dicho organismo dijo que Irán no ofrece la cooperación necesaria para permitirle confirmar que todos sus materiales nucleares son destinados a actividades pacíficas, además de conminar a la nación persa a suspender sus actividades de enriquecimiento de uranio, a lo cual se ha negado Teherán por considerarlo un derecho legítimo y alegar que tiene fines civiles.

Mehmanparast también deploró que la AIEA omita referencias al arsenal atómico de Israel, y su silencio sobre una invitación a Tel Aviv a adherirse al referido protocolo de no proliferación.

Sin embargo, subrayó que Irán está listo para conversar con los Grupos de Viena y el 5+1 (los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania) sobre el acuerdo de canje de combustible atómico para el reactor de investigaciones de Teherán.

El Gobierno iraní insiste en que un eventual pacto se base en la Declaración de Teherán, suscrita en mayo pasado por este país, Turquía y Brasil, y que prevé el intercambio de 1 200 kilogramos de uranio bajo enriquecido por 120 mejorado al 20 por ciento.

Por otra parte, Rusia, Francia y China pidieron a Irán que preste total cooperación a la AIEA con el fin de garantizar a la comunidad internacional que su programa nuclear tiene fines pacíficos y permitir el acceso de los inspectores del organismo a sus instalaciones nucleares.

En su política de cerco contra Teherán, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos agregó a su lista negra al banco Europ ische-iranische Handeslbank (EHI), con sede en Alemania, al que acusa de apoyar el programa nuclear iraní por los servicios financieros prestados a bancos de la nación persa, dijo EFE.

En tanto, desde Nueva York trascendió que, cuando está a punto de cumplirse el plazo de 90 días dado por el Consejo de Seguridad para que la AIEA informe a la ONU si la República Islámica cumplió con lo acordado por esa instancia para frenar su programa nuclear, aún el tema no figura en la agenda semanal del Consejo, aunque sí genera bastantes expectativas y no se descarta que el asunto salga a flote en alguna conferencia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.