Reitera Mubarak que se mantiene hasta septiembre

El mandatario exhortó al diálogo, se mostró dispuesto a modificar la Constitución, y aseguró que el cambio no será revertido. Manifestantes continúan en las calles expresando su rechazo al Jefe de Estado

Autor:

Juventud Rebelde

EL CAIRO, febrero 10.— El presidente egipcio Hosni Mubarak reiteró que no se postulará a la reelección en los comicios de septiembre y aseguró que se mantendrá hasta entonces en el poder, durante una alocución en la que observadores esperaban, sin embargo, que daría a conocer su renuncia.

Sus palabras fueron respondidas con consignas y expresiones de descontento por la multitud que otra vez desbordaba la plaza de Tahrir, escenario principal de las protestas con que hace 17 días se pide su dimisión.

Durante el pronunciamiento, Mubarak apostó al diálogo para responder, dijo, a las demandas de la población, y se manifestó dispuesto a enmendar seis artículos de la Constitución y derogar otro, para facilitar el acceso de candidatos a la presidencia y asegurar que las próximas sean elecciones justas y transparentes, según aseveró.

Mubarak afirmó que el diálogo con la oposición ya ha producido acuerdos preliminares, por tanto, dijo, podemos sentar las bases y encaminarnos para salir de la crisis siguiendo este camino, según un cronograma específico y bien delimitado, desde hoy hasta septiembre.

El mandatario también afirmó que un comité especial conformado por juristas y profesionales transparentes y capaces verificará la implementación de las promesas que ha hecho ante el pueblo, y entre las que se encuentran el anuncio de que elevará los salarios y jubilaciones, su no aspiración a reelegirse en septiembre, y la ratificada reforma de la Constitución.

Mientras las imágenes de Al Jazeera, transmitidas por Telesur, seguían mostrando a los manifestantes airados, Mubarak reconoció las grandes pérdidas que ha sufrido la economía en los últimos días y lamentó las víctimas fatales de las protestas.

Con el mismo tono conciliador con que sigue intentando acallar los reclamos de que renuncie, el Jefe de Estado dijo que la prioridad ahora es restaurar la confianza entre todos los egipcios, y llamó a mantener la confianza en lo que denominó «el cambio» que no será revertido, aseguró.

Vamos a probar que no somos estado satélite que cumplimos órdenes de otros, probemos que tomamos nuestras decisiones, exhortó también, en evidente alusión a los pronunciamientos escuchados desde EE.UU. y la Unión Europea, que han pedido una transición política urgente.

Analistas estimaron que la frustración dejada por su discurso cuando todos apostaban a que presentaría la renuncia, se traducirá en nuevas y más sonadas protestas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.