Anuncian Indignados marcha hacia Washington

Los manifestantes pretenden arribar a la sede del poder central en Estados Unidos en la fecha en que vence el plazo para que el Legislativo se pronuncie sobre si confirma una decisión del presidente Barack Obama de continuar con el recorte de impuestos vigente desde la administración republicana de George W. Bush

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, noviembre 9.— Activistas del movimiento Ocupemos Wall Street emprenderán mañana una marcha hacia la capital estadounidense como parte de sus demandas contra un sistema que favorece a los más ricos del país.

Los manifestantes pretenden arribar a la sede del poder central en Estados Unidos en la fecha en que vence el plazo para que el Legislativo se pronuncie sobre si confirma una decisión del presidente Barack Obama de continuar con el recorte de impuestos vigente desde la administración republicana de George W. Bush.

El asunto es motivo de enfrentamientos entre demócratas y republicanos, estos últimos reacios a aumentar los impuestos a los que ganan más de 250 000 dólares anuales.

Estas es una de las demandas centrales de los inconformes con el sistema, quienes plantean que esos recortes mantenidos por el gobierno hace casi un año por presiones de la oposición solo benefician a los ricos.

Se espera que en el recorrido hacia la capital, unos 386 kilómetros, al grupo se le unan decenas de personas.

Las demandantes cada día reciben más muestras de apoyo, incluso, la víspera el sitio en internet Democracynow.org, destacó la simpatía expresada por el expresidente William Clinton, quien dijo que «están indignados por varios motivos con los que simpatizo».

No creo, agregó el político, que los estadounidenses podamos continuar con este grado de inequidad en los ingresos.

A más de un mes de iniciar sus protestas sube el tono de las demandas por más empleos, más fondos para educación y viviendas asequibles, peticiones escuchadas esta semana durante una gran marcha que recorrió Manhattan, en Nueva York, hasta la plaza Zuccotti en el sur de la isla, donde acampan.

Recientes encuestas indican que el 37 por ciento de los estadounidenses apoyan a las manifestaciones contra la avaricia de los grandes bancos, algo inusual en un país donde amplios sectores rechazan la política oficial, el accionar del Congreso y del propio gobierno.

Según Patrick Bruner, uno de los portavoces de Ocupemos Wall Street, «es reconfortante ver cómo el mensaje llega a todas partes».

Mientras, el movimiento de los Indignados de Oakland acapara ahora la atención nacional tras revivir con sus protestas las marchas de los años 60 del pasado siglo en Estados Unidos.

Los Indignados de Oakland han tomado calles, bloqueado el tránsito y acceso a bancos y negocios e hicieron historia al llevar a cabo un paro general el 2 de noviembre que atrajo a decenas de miles. Cerraron el puerto causando pérdidas millonarias, comenta el diario La Opinión.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.