Sirios cierran filas con el Gobierno y rechazan intervención extranjera

Este viernes la plaza de Saba’a Bharat, en el centro de Damasco, volvió a ser escenario de otra multitudinaria manifestación de condena a las decisiones de la Liga Árabe, en rechazo al hostigamiento foráneo, y en respaldo al presidente Bashar al-Assad

Autor:

Juventud Rebelde

DAMASCO, diciembre 2.— Siria prosiguió el cumplimiento del acuerdo pactado con la Liga Árabe, pese a la decisión de esa organización de sancionarla, en tanto millones de sirios volvieron a las calles en repudio a la intromisión extranjera y en apoyo al Gobierno, reportó PL.

Tras la liberación de un grupo de 912 detenidos en las revueltas ocurridas entre marzo y agosto, suman ya 2 645 los liberados que no hayan tenido comisión de crímenes de sangre, luego de la salida de 553 el 5 de noviembre y otros 1 180 el 15 de ese mes.

Mientras, la plaza de Saba’a Bharat, en el centro de Damasco, volvió a ser escenario, este viernes, de otra multitudinaria manifestación de condena a las decisiones de la Liga Árabe, en rechazo al hostigamiento foráneo, y en respaldo al presidente Bashar al-Assad.

También se conoció desde Naciones Unidas que Rusia ratificó la necesidad de resolver mediante el diálogo los problemas en Siria, y calificó de contraproducentes las sanciones impuestas por la Liga Árabe contra el Gobierno de Damasco.

Según el representante permanente de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, esa agrupación regional todavía tiene la oportunidad de desempeñar un papel constructivo dentro de la crisis siria y no debe perderla.

En declaraciones a la prensa acreditada en la sede de la ONU, en Nueva York, en ocasión de asumir la presidencia rotativa del Consejo de Seguridad, el diplomático ruso rechazó la imposición de sanciones en momentos de dificultades económicas.

Advirtió que la aprobación de ese tipo de castigos por parte de ese órgano de la ONU puede conducir a acciones militares como ocurrió en el caso de Libia en marzo pasado.

Mientras, multitudes continúan reuniéndose en las principales plazas de ciudades y poblados en las 14 provincias de Siria desde hace varios días.

Según PL, los sepelios de dos miembros del ejército y el de un niño asesinado por una banda armada terrorista en pequeños pueblos, como al-Rabiaa y Kafr Behoum, se convirtieron en manifestaciones contra la violencia de los grupos extremistas pertrechados y financiados desde el exterior, y de respaldo al ejecutivo.

La madre del menor Sari Saoud, de nueve años, ultimado de un balazo en Bayyada, Homs, condenó a los Gobiernos extranjeros que arman las bandas en Siria y los responsabilizó por la muerte del pequeño.

«No podrán romper la unidad del pueblo sirio, ni sembrar el odio ni la animadversión entre las diferentes religiones», exclamó ante un grupo de periodistas extranjeros que visitó ese pequeño pueblo de unos 2 300 habitantes en Hama, al centro del país.

A su vez, las manifestaciones se convierten en llamados de apego a la unidad nacional y de respaldo a las decisiones independientes de la nación, como el programa de reformas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.