Miles de chilenos en funeral de joven asesinado por neonazis

A la ceremonia de despedida se sumó una caravana de casi un centenar de vehículos con fotos del joven y mensajes de rechazo a la homofobia y a todos los sesgos discriminatorios que prevalecen en la sociedad chilena

Autor:

Juventud Rebelde

SANTIAGO DE CHILE, marzo 30.— Miles de personas acompañaron este viernes el cortejo fúnebre que trasladó hasta el Cementerio General de esta capital, los restos de Daniel Zamudio, el joven homosexual salvajemente agredido por neonazis el pasado 3 de marzo.

A la ceremonia de despedida se sumó una caravana de casi un centenar de vehículos con fotos del joven y mensajes de rechazo a la homofobia y a todos los sesgos discriminatorios que prevalecen en la sociedad chilena, signada por un profundo conservadurismo, reportó PL.

En rechazo a los hechos, directivos de la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, Monumento Nacional, lugar  donde radicó el principal centro de torturas y crímenes de la dictadura, subrayó que la muerte de Daniel Zamudio, más allá de sus ejecutores materiales, tiene su origen en el déficit existente en educación de derechos humanos en Chile.

La agresión y posterior muerte de Daniel, señaló la institución en un comunicado, es un termómetro del Chile real, porque refleja dramáticamente niveles de intolerancia, xenofobia y persecución a personas por ser  distintas.

Esta vez, añadió, la víctima fue un joven que asumía su homosexualidad. Otras veces, ha sido la condición de ser emigrante peruano, mapuche, viejo, pobre, discapacitado; en definitiva, ser distinta o distinto, lo que es peligroso en las calles de Chile.

La irracional violencia que le costó la vida a Daniel Zamudio no es un hecho aislado en Chile, es resultado de la ausencia de una democracia con plena vigencia de derechos ciudadanos y que hace rememorar la violencia que ayer secuestró, torturó e hizo desaparecer a miles de compatriotas, indicó la declaración.

Luego de tres semanas luchando por su vida, murió el pasado martes el joven de 24 años, a quien un grupo de cuatro neonazis, según las primeras investigaciones, torturó durante casi seis horas a tal grado que lo dejaron con un coma inducido del que no pudo recuperarse.

Sus atacantes le causaron fracturas en el cráneo, en el tórax y en las extremidades, le quemaron con cigarrillos, le cortaron una oreja y le marcaron tres esvásticas en el cuerpo con el gollete de una botella.

El Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago fijó para el próximo 23 de abril la audiencia de reformalización de los cargos, por homicidio calificado, contra cuatro jóvenes de entre 19 y 25 años de edad, supuestos responsables del brutal ataque.

Por otra parte, y como muestra de la brutalidad que se vive en Chile, el propio gobierno del conservador Sebastían Piñera, anunció este viernes que 228 personas fueron detenidas y otras 22 heridas durante las protestas a vividas en Santiago de Chile, y otras regiones del país, con motivo del Día del Joven Combatiente celebrado en la noche del jueves.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.