Proclaman al norte de Mali un Estado independiente

Existe rechazo internacional a la intención de los tuareg de crear el «Estado de Azawad», lo que agrava situación del país tras el golpe de Estado

Autor:

Juventud Rebelde

BAMAKO, Mali, abril 6.— La declaración de independencia del Estado de Azawad, en el norte de Mali, hecha este viernes por el separatista Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA), fue calificada sin validez por la Unión Africana y otras organizaciones internacionales y diversos países.

La acción tomada por los rebeldes tuareg llegó cuando Mali se encuentra inestable tras un golpe de Estado efectuado por oficiales del ejército que acusaron al depuesto presidente Amadou Toumani Toure de ser incapaz de detener a los separatistas, dijo EFE.

La Unión Africana, en un comunicado oficial aseguró que la proclamación era «nula y sin valor alguno» y también la desestimó Francia, antigua colonizadora de Mali, así como la Unión Europea. Por su parte, el primer ministro de Argelia, Ahmed Ouyahia, declaró que «nunca aceptaría una cuestionada integridad territorial del país vecino», mientras que el Reino Unido aseguró que ha suspendido temporalmente todos los servicios consulares en el país africano, incluyendo el retiro del personal de su embajada en Bamako.

EFE comenta que se cree que la reacción de la comunidad internacional es importante, ya que tendría un interés especial en mantener el status quo, debido a intereses económicos en el norte de Mali tras el descubrimiento de recursos minerales en el territorio de 850 000 kilómetros cuadrados.

En la nota en que dio a conocer la proclamación de independencia de Azawad — un término tuareg que significa «el país de los nómadas»—, el secretario general del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA), Bilal Ag al Sharif, subrayó que reconocen y respetan las fronteras de los países vecinos, que aceptan «la Carta de las Naciones Unidas» y se comprometen a «garantizar la seguridad y avanzar hacia la construcción de las instituciones para culminar con la redacción de una Constitución democrática», agrega EFE.

Los tuareg aprovecharon el caos reinante en Mali desde el golpe de Estado del pasado 22 de marzo, cuando el capitán Amadu Haya Sanogo derrocó al presidente Amadou Tumani Touré.

La mayoría de los partidos políticos del país, tanto los que apoyan al líder golpista,  como los que exigen el retorno del antiguo orden constitucional, han coincidido en condenar la proclamación del nuevo Estado, como también lo ha hecho la minoría árabe del país, que ha instado —afirma EFE— a una resistencia activa contra los rebeldes tuareg que entre el 30 de marzo y el 1 de abril tomaron las tres principales ciudades de Azawad: Nidal, Gao y Timbuctú.

Por su parte, AFP aseveró que el jefe militar del grupo islamista Ansar Din,  que tomó la ciudad de Timbuctú en el norte de Mali, afirmó que se opone a la independencia de esa región, proclamada por los rebeldes tuareg, y que lucha  «por el Islam», en una declaración pública, lo que añade más incertidumbre y confusión.

«Nuestra guerra es una guerra santa, una guerra legal, en nombre del Islam.  Estamos contra las rebeliones. Estamos contra las independencias. Estamos en contra de todas las revoluciones que no sean en nombre del Islam. Hemos venido  para practicar el Islam, en nombre de Alá», dijo el dirigente, Omar Hamaha.

«Lo que queremos no es Azawad. ¡Es el Islam! ¡El Islam!», declaró en francés Hamaha, en uniforme militar, aclamado por la multitud, según imágenes que AFP dijo haber filmado el 2 y el 3 de abril en Timbuctú.

El director de la biblioteca Mama Haidara de Timbuctú, Abdelkader Haidara, aseguró a DPA en conversación telefónica que mucha gente está huyendo de la ciudad.

Muchas tiendas continúan abiertas, pero la biblioteca, con 45 000 manuscritos antiguos, algunos del siglo XV, la mayor colección que se conserva en la ciudad, permanece cerrada por motivos de seguridad, mientras reinan la incertidumbre y la confusión. «No sabemos quién es quién», dijo en referencia a los tuareg y las facciones islamistas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.