Pakistán prueba misil con capacidad nuclear

El misil autóctono tierra-tierra de respuesta táctica tiene un alto nivel de precisión y ha sido desarrollado con el objetivo de  disuadir amenazas en evolución a corto alcance

Autor:

Juventud Rebelde

Pakistán probó este martes con éxito un misil autóctono tierra-tierra de respuesta táctica, que montado sobre bases múltiples es capaz de portar ojivas nucleares y de alcanzar objetivos a 60 kilómetros, informa PL.

Los mandos militares señalaron en un comunicado que el Hatf-IX o Nasr tiene un alto nivel de precisión y ha sido desarrollado con el objetivo de  disuadir amenazas en evolución a corto alcance.

El teniente general (retirado) Khalid Kidwai, jefe de la División de Planes Estratégicos, la entidad que administra el arsenal nuclear pakistaní, aseveró que el cohete consolidará la capacidad disuasoria del país en todos los niveles del espectro de amenazas, lo que garantiza la paz en la región.

Los científicos e ingenieros vinculados al desarrollo del Nasr recibieron sendas felicitaciones de parte del presidente Asif Ali Zardari y del primer ministro Yousuf Raza Gilani.

La nación islámica ha probado varios de sus misiles en las últimas semanas. El 25 de abril ensayó con éxito una versión mejorada del Hatf-IV, y el 10 de mayo, el Hatf-III, que con autonomías de mil y 290 kilómetros, respectivamente, pueden portar cabezas nucleares.

Aunque Pakistán nunca ha revelado el rango de sus cohetes  la mayoría desarrollados con ayuda de China y todos con nombres de conquistadores musulmanes, expertos en defensa atribuyen a los de mayor alcance de dos mil 500 a tres mil kilómetros, lo que pone a su archirrival, la India, bajo su poder fuego.

Las dos únicas naciones del sur de Asia que forman parte del club de potencias nucleares han librado tres guerras desde su independencia en 1947, dos de ellas por el limítrofe territorio de Cachemira, con la consecuente preocupación para la región y el resto del mundo.

De acuerdo con un reciente estudio la Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear, más de mil millones de personas podrían morir de hambre si Islamabad y Nueva Delhi emplean sus armas atómicas.

Además de que las nubes de radiación contaminarían las tierras de cultivo cercanas al centro de las explosiones, el hollín en la atmósfera devastaría las cosechas debido a la reducción de la temperatura global y de las precipitaciones en todo el planeta, señaló la investigación.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.