Universitarios chilenos respaldan a los secundaristas

Alumnos de enseñanza media mantienen ocupados varios liceos de Santiago, en medio de una reactivación de las movilizaciones estudiantiles y como antesala de varias jornadas de protesta, incluido un paro nacional anunciado para el 28 de agosto

Autor:

Juventud Rebelde

SANTIAGO DE CHILE, agosto 17.— Unos 200 estudiantes chilenos han sido detenidos en las últimas 72 horas, en operaciones de desalojo policial a colegios tomados por jóvenes que claman por educación universal y gratuita, mientras que otra treintena de jóvenes se situaron dentro de la histórica Casa Central de la Universidad de Chile, situada en la Alameda capitalina, a muy corta distancia del Palacio de Gobierno de La Moneda.

Alumnos de enseñanza media mantienen ocupados varios liceos de Santiago, en medio de una reactivación de las movilizaciones estudiantiles y en antesala de varias jornadas de protesta, incluido un paro nacional anunciado para el 28 de agosto, reportó PL.

El alcalde capitalino Pablo Zalaquett dio luz verde a los desalojos y no descartó situar fuerzas especiales frente a las escuelas para evitar nuevas tomas.

El regidor, militante de la oficialista Unión Demócrata Independiente, amenazó incluso con quitar becas y cancelar matrículas a los movilizados, lo que generó indignación en organizaciones sociales como el Colegio de Profesores y la Confederación de Estudiantes de Chile.

Zalaquett, quien aspira a reelegirse en los comicios municipales de octubre, admitió incluso que su postura puede restarle votos: «No hago cálculos electorales, sé que esto va a tener costos para mí, pero actúo por convicciones», expresó a una televisora local.

Eloísa González, vocera de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios, declaró que las medidas de presión del alcalde capitalino debían ser dirigidas contra el ministro de Educación, Harald Beyer, porque los estudiantes se movilizan por la nula respuesta a sus demandas.

Este viernes las tomas se extendieron a los centros universitarios, al amanecer ocupada la Casa Central de la Universidad de Chile, como signo de la radicalización de las protestas estudiantiles y su extensión a los centros de enseñanza superior.

«Como universitarios estamos dando la espalda a nuestros compañeros secundarios, quienes han aguantado firmes en su posición, pero en solitario», señalaron en un comunicado los manifestantes, en alusión a las numerosas tomas protagonizadas en el nivel de educación media.

El texto llamó además a posicionar nuevamente en los primeros planos el debate a favor de la educación pública, gratuita y de calidad.

Ante la manifestación, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Gabriel Boric, convocó a una asamblea urgente del colectivo estudiantil para decidir si se ratifica la toma.

Dijimos que ante la indolencia del Gobierno, agosto iba a ser un mes de movilizaciones. Universitarios y secundarios unidos por un mismo objetivo, escribió el líder estudiantil en Twitter.

Las organizaciones de estudiantes universitarios y secundarios de Chile ratificaron el pasado fin de semana la continuidad de la agenda de movilizaciones contra la mercantilización de la enseñanza en uno de los países con más desigualdades del planeta, dice PL.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.