Revela presidente colombiano detalles sobre conversaciones exploratorias para firma de acuerdo de paz con las FARC

El mandatario anunció el fin de una primera fase exploratoria de conversaciones en el camino hacia la paz definitiva, y explicó cinco puntos clave para culminar el proceso satisfactoriamente

Autor:

Redacción Digital

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reveló este martes detalles sobre las conversaciones sostenidas por su gobierno con guerrilleros de las FARC para culminar con el conflicto interno que desde hace 50 años azota a este país sudamericano.

El mandatario dijo que «es hora de aprender de los errores y aciertos para no crear falsas expectativas, terminar el conflicto, no extenderlo, y no ceder en nuestros principios».

«Las conversaciones arrojarán la firma de un acuerdo entre el gobierno nacional y las FARC para terminar de una vez por todas esta violencia entre hijos de una nación», añadió.

Según Santos, las conversaciones se llevaron a cabo durante seis meses en La Habana con la participación de Cuba y Noruega. En ellas se plasmaron las reglas del juego, que según el Presidente «deben ser serias, firmes y éticas. Tengo la convicción de que estamos ante la posibilidad real de terminar el conflicto armado interno. Se trata de un camino difícil, pero es un camino que debemos explorar. Cualquier gobernante responsable sabe que no debe dejar pasar una oportunidad de acabar con el conflicto que ha afectado a millones de colombianos.

«Estamos ante una posibilidad real porque Colombia ha cambiado y también el mundo, y porque este acuerdo es diferente. Hoy podemos hablar de paz porque Colombia crece y se abre al mundo. Nuestra economía es una de las más prósperas de América Latina. Podemos hablar de paz porque millones de colombianos están saliendo de la pobreza y seguimos avanzando en esa dirección. Podemos hablar de paz porque el uso de la violencia para alcanzar fines políticos es cosa del pasado. Podemos hablar de paz gracias a nuestro ejército y a la policía, que con su esfuerzo están logrando este camino.

«Sé lo que es la guerra porque fui ministro de Defensa y conocí del sacrificio del pueblo. Podemos hablar de paz porque la visión es integrar, y no combatimos por combatir, sino para alcanzar la paz», subrayó.

El acuerdo logrado hasta el momento contiene las condiciones para garantizar su éxito, indicó Santos. «Uno de los puntos es el fin del conflicto. Este acuerdo no es ya la paz, ni se trata de un acuerdo final, es una hoja de ruta que define con precisión los términos de discusión para llegar a un acuerdo final».

Es diferente este acuerdo porque las conversaciones se llevarán a cabo fuera de Colombia. Comenzarán en Oslo en la primera quincena de octubre y luego continuarán en La Habana. Es diferente porque no tendrán un tiempo ilimitado, y se deben revisar los avances cada cierto tiempo, indicó.

«La primera fase será la fase exploratoria. La segunda fase estará enmarcada en discusiones sin interrupciones e intermediarios sobre los puntos acordados para llegar al acuerdo final, que terminaría formalmente el conflicto. La tercera fase es la implementación de todo lo acordado con las correspondientes garantías», explicó el presidente colombiano.

El acuerdo contiene una agenda sobre cinco puntos: desarrollo rural (mayor acceso a la tierra, infraestructura en regiones apartadas, repartir de forma más equitativa la prosperidad). Luego están las garantías para el ejercicio de la política y la participación ciudadana. En tercer lugar, aparece el fin del conflicto armado (dejación de las armas y reintegración de las FARC a la vida civil). El cuarto apartado contempla el narcotráfico, para contribuir a combatir con más efectividad este negocio ilícito.

Por último, Santos se refirió a los derechos de las víctimas. «No se puede imaginar el fin del conflicto sin atender a los afectados, es un derechos de todos. Todos estos puntos consituyen una fórmula integral para terminar el conflicto y avanzar en una paz duradera».

Así, Santos dijo que «para la fase que comienza estableceremos mecanismos que informen sobre los avances, manteniendo la discreción de las conversaciones. Pero repito que el gobierno no hará concesiones en el terreno militar. Tampoco nos dejaremos amedentrar por los extremistas de cualquier sector que suelen aparecer en estos momentos».

Finalmente, el Presidente agradeció a los países que han ayudado en esta tarea. «Quiero agradecer a los gobiernos de Cuba y Noruega por el generoso apoyo brindado. Sin su concurso no hubiéramos podido avanzar en este sentido. Igualmente agradezco a Venezuela y Chile por su permanente disposición para ayudarnos. Y agradezco a una serie de expertos que han enriquecido enormemente este proceso».

«Hay momentos en la historia en que un gobernante debe decidir si se arriesga a seguir caminos nuevos para resolver conflictos. Este es uno de estos momentos. Creo que la historia nos presenta una oportunidad ùnica.

«No podemos seguir con uno de los conflictos internos más largos del planeta. No podemos dejar que sigan naciendo nuevas generaciones que no conozcan un día de paz. Si ponemos fin al conflicto los colombianos estaremos ante un mundo lleno de posibilidades y desataremos todo nuestro potencial. Tenemos que unirnos todos para hacer que el sueño de vivir en paz se convierta por fin en una realidad», finalizó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.