El legado martiano a la luz de nuestros días

Recibe Frei Betto el Premio Internacional de la Unesco José Martí

Autores:

Juana Carrasco Martín
Marina Menéndez Quintero

La pertinencia del ideario martiano para entender y buscar salidas a los problemas de hoy prevalece en la III Conferencia Internacional Por el equilibrio del mundo, también un homenaje al aniversario 160 del natalicio del Apóstol cubano, y al que se han sumado más de 800 intelectuales de 44 países.

De la siempre sorprendente vigencia de su pensamiento habló el teólogo y escritor brasileño Frei Betto, galardonado con el Premio Internacional de la UNESCO José Martí, que él dedicó a los Cinco cubanos blanco de las mismas garras imperiales que advirtiera, premonitoriamente, el Maestro.

…Lo siente Frei Betto tan presente más de un siglo después, que no vacila en calificar a Martí no solo Apóstol, sino «profeta»: él avizoró los dilemas que enfrentamos en nuestros días.

Ahí radica, precisamente, la utilidad del evento que ha traído a tantos pensadores a la capital cubana. Como lo llamara el subdirector general de la Oficina del Programa Martiano, Héctor Hernández Pardo, el estudio de Martí constituye «una cruzada» por favorecer el bien en la conducta individual, y el bien por el que se lucha en otras tierras, abrazados también al ideario del Maestro.

De la universalidad del Héroe Nacional hablaría más tarde el jefe de la Edición crítica de sus Obras Completas, Doctor en Ciencias históricas y premio nacional de Historia y de Ciencias Sociales y Humanísticas, Pedro Pablo Rodríguez, cuando explicó las razones de que el pensamiento del Apóstol siga guiando hoy la gran marcha latinoamericana, donde su palabra convence y convoca.

Martí, apuntó, comprendió que el arte de la política es conducir a los pueblos hacia un fin común a todos. No era el suyo un combate contra la historia, sino contra una lógica de hacer la historia: la lógica del mercado.

Esa fue su gran batalla a finales del siglo XIX. La batalla por la vida y por los seres humanos frente a la voracidad burguesa.

La sesión inaugural estuvo presidida por el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, José R. Machado Ventura, y otros miembros del Buró Político del Partido.

Faltan las condiciones subjetivas

Entre las tesis con más filo estuvo la aportada por el sociólogo argentino Atilio Borón, quien ratificó que solo en una era postcapitalista habrá solución a los males que hoy enfrenta el planeta. El problema, apuntó, no es solo el neoliberalismo.

En su opinión, hay condiciones objetivas para cambiar el mundo; pero la maduración de las condiciones subjetivas no ha acompañado el deterioro: hay aún falta de organización en el campo popular, en las clases explotadas, y falta desarrollo de la conciencia.

A esa crisis de gobernabilidad democrática en que, no obstante, ha desembocado la crisis económica, se refirió el expresidente dominicano Leonel Fernández, quien recordó las protestas sociales que han estallado en cinco continentes, más de 80 países y de 900 ciudades, fundamentalmente en Europa y EE.UU.

La protesta se traslada de la esfera de lo político a lo financiero y lo económico, remarcó.

Fueron palabras centrales de la sesión inaugural el mensaje a la Conferencia del Dr. Armando Hart Dávalos, director de la Oficina del Programa Martiano, quien convocó a salvar a «nuestra familia, la Humanidad, (que) está gravemente enferma».

Hart denunció a un imperio hegemónico, ansioso de perpetuar su dominación a toda costa. Frente a ello, llamó a estudiar el ideario martiano; en particular, en su visión integral de la cultura y su raigal sentido ético, que el Apóstol sintetizó con la sentencia: «Ser bueno es el único modo de ser dichoso. Ser culto es el único modo de ser libre».

Fue un anhelo común expresado en la sesión plenaria el deseo de pronta recuperación al presidente Hugo Chávez, discípulo no solo de Bolívar, sino también de Martí.

Además de las conferencias magistrales e intervenciones especiales en plenario, sesionan diez comisiones, entre las que se cuenta un Foro juvenil donde delegados de distintos países abordan las problemáticas de las jóvenes generaciones.

En horas de la tarde de este martes, será presentado el libro Los últimos soldados de la Guerra Fría, que sobre los Cinco héroes cubanos, presos en EE.UU., escribiera el destacado intelectual y escritor brasileño, Fernando Morais.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.