Misión de vida

Médicos y médicas de la Misión Martí, un amplio y siempre renovado grupo especial de trabajadores de Cuba que cuidaron de la salud y vida del Comandante Hugo Chávez Frías, fueron condecorados con la Orden Francisco de Miranda en Primera Clase

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— Médicos y médicas de la Misión Martí, un amplio y siempre renovado grupo especial de trabajadores de Cuba que cuidaron de la salud y vida del Comandante Hugo Chávez Frías, fueron condecorados la víspera con la más alta distinción de la República Bolivariana: la Orden Francisco de Miranda en Primera Clase.

No es la primera. A veces ha sido en silencio. Sin embargo, hoy, 5 de mayo, es un día especial. Y mañana, también.

Hoy, hace dos meses, el Gigante «viajó». Mañana, hace diez años, Fidel y Chávez dejaron inauguradas la Misión Martí: la delegación del líder histórico de la Revolución Cubana en un grupo de eminentes especialistas de la salud para cuidar al naciente adalid de la revolución latinoamericana y caribeña.

Doctores y doctoras de la Misión Martí fueron condecorados ayer por sus servicios prestados a la nación venezolana y al Comandante Hugo Chávez.

Se mantuvieron en sus pies —aunque me parece que más de uno lloró. Los noté incómodos. Quien no lo hizo, lo quería hacer. Pero él, el Llanero, el Gigante, el de voz de trueno aunque siempre pareció trémula, no hubiera dicho nada.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.