Si atacan a Siria, Rusia seguirá ayudándole, dice Putin - Internacionales

Si atacan a Siria, Rusia seguirá ayudándole, dice Putin

Obama no renuncia a su plan de agresión contra la nación árabe. Kerry en Europa para intentar sumar apoyo

Autor:

Juventud Rebelde

SAN PETERSBURGO, septiembre 6.— El presidente ruso Vladimir Putin, afirmó este viernes que su país seguirá prestando ayuda económica y militar a Siria en el supuesto de un ataque de Estados Unidos contra la nación árabe.

«¿Que si vamos a ayudar a Siria? Sí», afirmó Putin, en respuesta a una pregunta sobre qué hará Moscú en caso de una intervención militar en Siria, en la rueda de prensa final de la cumbre del G-20, según transmitió Telesur.

«Vamos a ayudar, tal y como estamos haciendo ahora. Les proporcionamos armas, colaboramos en el ámbito económico. Espero que también habrá más cooperación humanitaria, en particular, en forma de suministros de ayuda humanitaria a la población civil que se ha visto en una situación muy difícil», dijo el mandatario en conferencia de prensa al finalizar la cumbre del G-20.

Putin reiteró que «el uso de la fuerza contra un Estado soberano» solo es aceptable cuando se trata de autodefensa o cuando hay una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, y «Siria no está agrediendo a nadie».

Por su parte, el mandatario estadounidense, Barack Obama, también en respuestas a preguntas de la prensa, hizo derroche de hipocresía cuando, después de reiterar su posición de atacar a Siria, afirmó que no fue elegido para comenzar guerras sino para ponerles fin.

«Yo fui elegido para acabar con las guerras no para comenzarlas», fueron las palabras exactas del Premio Nobel de la Paz, quien pretende llevar a cabo su segunda guerra —la primera fue en Libia, en marzo de 2011.

Aunque reconoció que no tiene las pruebas para demostrar que las armas químicas fueron utilizadas por las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al-Assad, Obama señaló que continuará buscando el apoyo internacional para concretar una acción militar contra Damasco, mientras espera la decisión del Congreso, que debe discutir y votar el plan bélico de Obama cuando se incorpore de sus vacaciones el próximo 9 de septiembre.

Durante la ronda de preguntas de los periodistas, Obama prefirió no responder si iniciaría una incursión militar en el país árabe aún si el Congreso se opone a tal operación.

«Seríamos eficaces si el Congreso aprueba (un ataque a Siria). No me voy a meter en juegos de preguntas de si lo hacen o no», dijo Obama.

El Jefe de Estado anunció que se dirigirá a la nación desde la Casa Blanca el martes, en un esfuerzo por lograr el apoyo público y del Congreso para una respuesta militar a la supuesta utilización del Gobierno sirio de armas químicas.

Obama enfrenta una significativa resistencia en el Congreso a los propuestos ataques, donde decenas de legisladores están aún indecisos respecto a autorizar la fuerza militar. Mientras, los sondeos de opinión muestran a un público cansado de la guerra que se opone firmemente a la acción estadounidense en Siria.

«En términos de los votos y el proceso en el Congreso, sabía que esto iba a ser una carga pesada», dijo Obama a los periodistas.

«Yo entiendo el escepticismo. Creo que es muy importante, por lo tanto, para nosotros, buscar una solución, sistemáticamente, presentando el caso a cada senador y a cada miembro del Congreso. Y eso es lo que estamos haciendo», dijo.

Funcionarios han dado testimonios públicos y han hecho sesiones informativas a puertas cerradas sobre Siria a los miembros del Congreso, según Reuters, pero el destino de una resolución que autorice la acción militar descansa en las decenas de legisladores estadounidenses de ambos partidos aún no convencidos.

Los miembros del Congreso dicen estar preocupados por que ataques militares limitados contra Siria arrastren a EE.UU. a una prolongada guerra y provoquen hostilidades más amplias en la región.

Putin y Obama terminaron por reunirse este viernes, pese a que no estaba previsto, y aunque el encuentro fue «cordial» y «constructivo», según admitieron ambos mandatarios, no hubo acercamiento en sus respectivas posturas.

«Cada uno mantuvo su posición», dijo Putin. El Presidente estadounidense «discrepa de mis argumentos y yo de los suyos, pero nos oímos y tratamos de analizarlos», apuntó el Jefe del Kremlin.

«No esperaba que nos pusiéramos de acuerdo», reconoció por su parte Obama.

En otro intento de la Casa Blanca por recabar apoyo internacional a sus planes de agresión, el secretario de Estado, John F. Kerry, llegó en la noche de este viernes a Vilna (Lituania) para convencer a sus homólogos de la Unión Europea (UE) de los méritos de una intervención militar en Siria.

Allí se desarrolla una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la UE. La mayoría de ese bloque están en contra de un eventual ataque militar contra Siria, sin el aval de la ONU.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.