Compartir el desarrollo

Una de las prioridades de los países del ALBA y Petrocaribe será avanzar juntos en una economía complementaria y solidaria

Autor:

Osviel Castro Medel

CARACAS, Venezuela.— La creación de una zona económica exclusiva entre el ALBA y Petrocaribe resalta como uno de los principales puntos de la Declaración final de la II Cumbre extraordinaria entre esos dos organismos, finalizada anoche en el Cuartel de la Montaña, donde reposan los restos de Hugo Chávez.

Al leer parte del documento, de diez páginas, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, enfatizó que esta zona busca el «desarrollo compartido, realmente equitativo, justo, complementario» y que resulta viable una alianza complementaria con el Mercado Común del Mercosur, bloque regional que celebrará en enero su cumbre.

A propuesta del Jefe de Estado de esta nación también se aprobó la instauración de una autoridad colegiada rectora para que asuma la coordinación de la Zona económica exclusiva Alba-Petrocaribe, grupo que quedó integrado por Jamaica, Dominica, Nicaragua, Venezuela y Ecuador.

La Zona trabajará en cinco áreas estratégicas: transporte y comunicaciones; programa estructurante de entrenamiento productivo; programa estructurante de turismo; comercio e integración; y desarrollo social y cultural, según explicó el Ministro venezolano de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez.

También sobresale en la Declaración, suscrita por los jefes de una veintena de delegaciones participantes, la aprobación de una Universidad de Ciencias de la Salud para los pueblos del ALBA, que tendría sede en Venezuela.

En el encuentro se anunció, asimismo, un posible programa para la integración de estudios universitarios y técnicos entre las naciones representadas; y al respecto se sugirió la asesoría de Cuba, por su gran experiencia en la formación de profesionales de alto nivel.

Asimismo, se ratificó un plan de acción para, junto a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), trabajar por erradicar el hambre y la pobreza en la región.

La Declaración condena las campañas mediáticas contra los Gobiernos progresistas de Latinoamérica y el Caribe, aboga por el entendimiento entre Chile y Bolivia para que este último país logre su justo reclamo de salida al mar, apoya la causa de Ecuador en su demanda contra la multinacional petrolera Chevron y favorece el camino de la cooperación entre República Dominicana y Haití para resolver sus diferencias por el conflicto migratorio.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.